Anthony Joshua y Tyson Fury ya tienen firmado un acuerdo para realizar no uno sino dos combates de unificación de títulos mundiales en la división de peso pesado este año y se estima que el primero de ellos podría realizarse entre finales de julio y principios de agosto, con varias sedes como destino probable para recibir el que sin dudas será el gran evento de 2021.

Según avanzó el periodista Michael Benson, ese primer cara a cara podría romper todos los récords en cuanto al pago para cada uno de los boxeadores, ya que comenzó a hablarse de una bolsa de 150 millones de dólares que se repartirían en partes iguales: 75 millones para Joshua y 75 millones para Fury.

Sin embargo, nada es definitivo todavía. El director gerente de Matchroom, Eddie Hearn, recibió una propuesta de memorando para los patrocinadores financieros de la pelea, según las fuentes, pero aún está esperando un documento legalmente vinculante para que la transacción sea oficial.

"Ha habido borradores entre nuestros abogados y de Top Rank. Está cerca de cerrarse", reconoció el promotor británico, quien trabaja junto a Anthony Joshua desde MatchRoom, en relación a esta suma de dinero descomunal que podría repartirse para la primera pelea de unificación.

Para dimensionar los números basta con recordar que en la revancha entre Anthony Joshua y Andy Ruiz, en la que el británico reconquistó los cinturones de la AMB, la FIB y la OMB que le había arrebatado seis meses antes el mexicano, la bolsa total fue de 60 millones de dólares.