Apenas se confirmó el combate entre Saúl El Canelo Álvarez y Avni Yildirim, que se celebró este sábado en el Hard Rock Stadium de Miami y acabó con triunfo del mexicano por el retiro de su retador antes de que comenzara el cuarto asalto, fueron muchos los fanático y analistas que criticaron la decisión.

Pero hubo también algunos boxeadores que criticaron al multicampeón mexicano por tomar una pelea ante un rival de jerarquía sumamente inferior, sin medir que este era el primer clasificado en el ranking del CMB y que el combate había sido ordenado por el organismo. Entre estos destacaron sus compatriotas Mario Cazares y Julio César Chávez Jr, así como también Jermall Charlo, campeón mundial de peso mediano del CMB.

Foto de Boxing Scene

Incluso después que consumara una victoria con absoluta claridad, mandando a la lona a Yildirim en el tercer asalto y provocando que su entrenador Joel Díaz decidiera que no saliera a pelear en el cuarto, Canelo siguió recibiendo las críticas de sus detractores.

Y aunque al tapatío poco le importa lo que se diga de él a la hora de planificar los pasos que dará en su carrera, lo cierto es que lo escucha todo. Por eso apenas llegó al vestuario hizo una publicación triunfal en su cuenta de Instagram, con un claro mensaje hacia aquellos boxeadores que hablan mal de él.

"Todos quieren una pieza de Canelo, pero no se las voy a dar. En camino a la unificación de las 168 libras", escribió para acompañar una foto junto a todo el Canelo Team y el promotor de MatchRoom Boxing Eddie Hearn, quien también organizará el próximo combate del 8 de mayo ante Billy Joe Saunders.