El pasado noviembre, Mike Tyson cumplió con el deseo de regresar a los cuadriláteros para realizar un combate de exhibición para poder donar a causas benéficas una buena parte de lo allí recaudado. Fue con Roy Jones Jr como rival y el resultado de la pelea, solo un detalle en este caso, fue un empate en las tarjetas.

Pero apenas salió del ring aquella noche del 28 de noviembre en el Staples Center de Las Vegas, Iron Mike dejó claro que la historia apenas estaba comenzando y avisó que sus intenciones pasaban por realizar una gira, en lo posible por distintos países, para enfrentarse con grandes excampeones.

Lo que los fanáticos venían reclamando incluso desde antes que se oficializara a Roy Jones como rival era que pudiera concretarse, aunque fuese bajo la modalidad de exhibición, la trilogía de combates ante Evander Holyfield, el único boxeador sobre la tierra que pudo derrotarlo en dos oportunidades consecutivas, entre 1996 y 1997.

Si bien habían existido las negociaciones, las partes no habían logrado llegar a un acuerdo. Pero de las últimas declaraciones del propio Holyfield se desprende que eso podría haber cambiado ahora. “Creo que será mucho dinero y muchos millones. Creo que 100 millones. La pelea sería grande porque mucha gente la quiere”, le dijo a Brian Custer.

Y agregó: “Somos los dos mejores tipos que la gente quiere ver. No hay ninguna razón para hacerlo con otro boxeador. Lo único de lo que escucho a la gente hablar es de que nos quieren a mí ya Tyson. Y sabes, esto es lo que el mundo quiere ver. Entonces, creo que tenemos que unirnos y hacerlo".