Cerrando bocas. Así comenzó el año para Oscar Valdez, quien contra todos los pronósticos, excepto el propio, derrotó por nocaut en el décimo asalto a Miguel Berchelt en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas y le arrebató el título mundial de la división de peso súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

En su regreso a su Nogales natal, el flamante campeón mundial fue recibido como un ídolo y recorrío las calles de la ciudad para recibir la felicitación y el saludo de sus paisanos. Alli también le fue enviado el cinturón original del CMB que lo acreedita como el gran campeón que es y su reacción al recibirlo fue la de un niño.

Tan ansioso se puso Valdez al ver llegar el maletín que contenía la recompensa verde y oro a su gran pelea del último sábado que ni siquiera podía abrirlo. Una vez que lo consiguió, con algo de asistencia, su primera reacción fue comenzar a identificar a cada una de las leyendas que allí conviven y no pudo más que bromear cuando vio su foto junto a la de sus ídolos.

Después de besarlo y posar para las primeras fotos, Valdez volvió a su recorrido pero ya con título mundial y pasó de visitas por el despacho de la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano. También compartió con sus seguidores un TikTok muy divertido, andando en bicicleta con el cinturón al hombro.

Cabe destacar que Oscar Valdez recibió del CMB un cinturón tan novedoso como exclusivo, pues es el primero de la nueva generación que entregó el organismo desde que decidió incluir en él a Floyd Mayweather, quien se retiró invicto en 50 peleas sin empates; y José Sulaimán, fundador y presidente honorario del organismo.