Este sábado, en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas, Oscar Valdez rompió con los pronósticos de las casas de apuestas, de los fanáticos y de una amplia mayoría de especialistas. Dominó a Miguel Berchelt de inicio a fin, lo liquidó con un brutal golpe de nocaut en el décimo asalto y le arrebató el título mundial de peso súper pluma del CMB.

Tan dramática fue la definición de la pelea que El Alacrán quedó tendido sobre la lona sin reaccionar por más de un minuto, hasta que volvió en sí con asistencia médica dando lugar al aplauso de los presentes por su corazón de guerrero. Apenas Berchelt pudo sentarse, Oscar Valdez se acercó a él para saludarlo con mucha calidez.

De todos modos, y para descartar cualquier complicación o lesión de gravedad, Berchelt visitó un hospital en Las Vegas en la madrugada de sábado, para que se le hiciera una tomografía y otros estudios. "La tomografía que le realizaron a Miguel Berchelt salió bien... Lo mantendrán en observación durante toda la noche en el hospital, pero los primeros resultados son favorables gracias a Dios...”, le comunicaron al periodista Paco González, que replicó el mensaje en su cuenta de Twitter.

Este domingo, además, el nuevo campeón mundial dejó un mensaje ejemplar en su cuenta de Instagram, ya al tanto de las últimas noticias sobre la salud de su rival, dejando en claro que si se habló de guerra mexicana solo tenía que ver con lo que iba a suceder arriba del cuadrilátero.

"Quiero desearle lo mejor a mi amigo Alacrán Berchelt. Estoy seguro que puede volver a ser campeón mundial porque es un verdadero guerrero, solo tengo respeto hacia él. Espero que vuelvas al ring pronto, campeón. Pronta recuperación", escribió Valdez.