Sin duda alguna, el año 2020 le sirvió a Rigoberto Urán para reivindicarse con el ciclismo y los fanáticos de Colombia. Ya pasó un año de aquel duro accidente que sufrió en La Vuelta y que casi lo retira de la actividad profesional. A pesar de aquel episodio, el popular Rigo se recuperó y volvió justo para completar un nuevo Tour de Francia en su carrera.

Urán sorprendió a propios y extraños con el nivel que mostró en la última 'Grande Bouclé'. Fue de los mejores pedalistas colombianos en toda la carrera, cerró su participación en el  top 10 y estuvo luchando por el título de carrera, mano a mano, con Primoz Roglic y Tadej Pogacar. Como si fueran sus mejores años, Rigo brilló en las escaladas y nos emocionó con su sacrificio.

Terminado ese capítulo en Francia, el hijo de Urrao tuvo que volver a pasar por el quirofano para seguir tratando sus heridas producto de ese lamentable accidente de 2019. Se citó con el médico para que le fuera retirada una placa de la clavícula. El propio Rigo contó detalles en sus redes y aseguró que la intervención fue un éxito.

Por ahora, todo parece indicar que Urán va a seguir entrenando y preparándose para afrontar los retos de 2021. Sin embargo, Rigoberto avisó que ese año podría ser el último en el que se suba a una cicla para competir de forma profesional.