A 35 años del primer oro y una llegada heroica

MÁS DE RUN

RUN Atletas

A 35 años del primer oro y una llegada heroica

Se celebraron 35 años desde que se le permitió a la mujer participar de esta distancia en un Juego Olímpico. El oro fue para Joan Benoit.

Bolavip

A 35 años del primer oro y una llegada heroica

A 35 años del primer oro y una llegada heroica

Parece mucho, pero en realidad es bastante poco. Recién en los Juegos Olímpicos de Los Angeles, en 1984, las mujeres pudieron participar de la prueba de maratón. Pasaron apenas 35 años desde aquel día, un 5 de agosto, en el que la americana Joan Benoit cruzó la meta en el Estadio Olímpico y se quedó con la dorada. Fueron épocas de gloria para esa disciplina.

La mujer tuvo vedada su participación en un Juego Olímpico por varias razones. Porque, según se decía, ponía en riesgo su salud, las podía volver infértiles, las masculinizaba y hasta se creía que ellas no tenían interés en participar. Menos aún en una prueba de largo aliento como el maratón. 

Cuando Kathrine Switzer logró finalizar en 1967 la maratón de Boston, a la que se había inscripto con sus iniciales ya que las mujeres no podían participar, y pese a que intentaron quitarla del recorrido, abrió una puerta a lo que vino después. En 1970, la maratón de New York incluyó a las mujeres y dos años más tarde Boston se sumó. Sin embargo, el avance fue lento. Recién en 1983, la IAAF las dejó competir en el Mundial y al año siguiente, el Comité Olímpico las incluyó en los Juegos.

Aquella primera vez sería también una prueba de fuego. Fueron 44 las corredoras que finalizaron, con los tres primeros puestos repartidos en las mejores corredoras de la época. Benoit se llevó la dorada con 2h24m52; la plata fue para Grete Waitz, la noruega ganadora nueve veces de la maratón de New York con la que se disputaron varios récords mundiales, y el bronce fue para la lusa Rosa Mota, medalla de oro cuatro años después en Seúl 88.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@swissolympicteam

Una publicación compartida por The Olympic Games (@olympics) el

Pero además de las tres primeras, las cámaras (que al tratarse de Los Angeles no fueron pocas), apuntaron a la suiza Gabriele Anderson Schiess, quien finalizó en el puesto 37. La atleta de 39 ingresó al estadio tambaleando, por el calor y el ruido, y llegó a la meta siete minutos más tarde, con los jueces del evento atentos a su salud. Su llegada fue tantas veces visualizada como la de Benoit.

Pese a esa llegada extenuada, no se volvió a cuestionar la participación de la mujer en una prueba como la maratón, que desde 1984 se desarrolla con participación femenina.  

Temas:

  • Atletas
  • Juegos Olímpicos
  • Run

Lee También




Comentarios

Calendario Partidos

dias
horas
minutos


sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail