Shakur Stevenson cerró el 2020 con la mano en alto. En el combate estelar de la cartelera que organizó Top Rank en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas, se impuso a Toka Khan Clary por decisión unánime, para estirar su récord profesional a 15 victorias, sin empates ni derrotas.

El talento de Newark no tuvo inconvenientes a la hora de hacer gala de las habilidades defensivas que lo caracterizan, especialmente porque su rival tuvo nulas intenciones de plantarse a pelear, lo que volvió difícil entender cuál era la estrategia que tenía planteada para la pelea.

Entonces, Shakur dominó a gusto y placer durante los diez asaltos y se encaminó hacia una victoria más sencilla de lo que se esperaba ante un rival que llegaba con récord de 28 victorias, 18 de ellas por nocaut, y dos derrotas. En el debe de Stevenson tal vez haya quedado el hecho de no haber buscado nunca el nocaut sabiéndose ampliamente superior.

La discusión, entonces, pasa por si Toka Khan Clary realmente no quiso hacer o si fue Shakur Stevenson quien anuló, del primer al décimo asalto, todo el plan de pelea de su rival. Así las cosas, el de Newark es otro de los invictos al que se le exigirá subir la vara de sus rivales en 2021.

Si nos guiamos por las declaraciones que realizó tras la pelea, el propio Shakur tiene esos planes para el año próximo. "Quiero primero el cinturón de la OMB. El ganador de Frampton y Jamel Herring tendrá que venir a verme. Después de eso, quiero ir directo contra Berchelt", expresó.