Existe una estrecha relación entre la apariencia y el estado de salud. Así, perder peso además de permitirte lucir una mejor figura ayuda a que tu organismo goce de óptimas condiciones. Muchas veces, en el afán de bajar de peso podemos incurrir en errores como no comer el desayuno para adelgazar.

Lejos de ser favorable, omitir el desayuno si deseas adelgazar es un verdadero equívoco que pone en riesgo tu salud y disminuye la energía que ameritas para tus actividades diarias. Pensando en ello, a continuación te sugerimos los alimentos y desayunos más idóneos si deseas bajar de peso.

Alimentarse bien es primordial cuando se quiere bajar de peso. Fuente: Unsplash

Importancia de desayunar para bajar de peso sin perder energía

Así como tomar un buen café al inicio del día es un gran placer, comer un buen desayuno también lo es. Sobre todo porque el desayuno provee al organismo de la energía necesaria para su funcionamiento luego de permanecer varias horas en reposo mientras duermes.

No comer al inicio del día hace que el organismo vuelva lento el metabolismo pues al no percibir fuentes de nutrientes se dispone a reservar o guardar energía, porque advierte un posible evento de debilidad.  

Si tu meta es perder peso es fundamental que no omitas el desayuno, dado que cuando tu cuerpo no dispone de la energía contenida en los alimentos, se ve obligado a que horas después ingieras cualquier comida, sin reparar en las calorías ni toxinas. Además con el hecho de obviar el desayuno, corres el riesgo de que tu glicemia baje.

Adelgazar y conservar los niveles adecuados en tu cuerpo para desenvolverte en tu rutina diaria es posible, siempre que incluyas alimentos que cuenten con proteínas, carbohidratos, fibra y grasas naturales. Procurar un equilibrio en lo que consumas en esta comida será tu mejor carta.

No omitir el desayuno es importante para cumplir el objetivo de bajar de peso. Fuente: Pexels

7 desayunos ideales para adelgazar

Ya sabes que perder peso no supone eliminar comidas durante el día y menos el desayuno. De hecho, estudios han comprobado que quienes no desayunan tienden a la obesidad. Es por eso que a continuación te ofrecemos 7 menús con alimentos saludables que te darán la energía que ameritas y así puedas hacer tus actividades cotidianas sin cansancio.

Pan integral con crema de maní, café con leche desnatada, semillas de chía y banana

El pan integral nunca deja de ser un excelente aliado al momento de adelgazar. Especialmente es la fibra contenida en los cereales integrales lo que facilita el tránsito intestinal. A su vez, la grasa natural del maní y las cualidades antioxidantes de las semillas de chía te ayudarán a eliminar toxinas.

En este desayuno, no dejes de lado la banana porque que además de ser fuente de fibra y potasio, no contiene calorías y tiene azúcar natural.

Yogur con granola u otros frutos secos

La capacidad que posee el yogur para regular la flora bacteriana hace de él uno de los ingredientes favoritos de las dietas para perder peso. Al combinarlo con frutos secos como la granola, almendras o nueces nutres tu organismo con vitaminas C y K.

El yogur además de prevenir la inflamación intestinal favorece el desempeño de la leptina, hormona que interviene en el apetito.

Pan de centeno con espinacas, melocotones y queso batido

El calcio, magnesio, fósforo y otros minerales presentes en las hojas de espinacas, más la fibra del centeno y el queso batido libre de grasa, hacen de este desayuno una opción ideal para bajar de peso e iniciar el día con la alegría de degustar el delicioso sabor de los melocotones.

Bastará con que dispongas las espinacas sobre el pan y untes el queso batido para que finalmente lo adornes con los melocotones.

Batido de fresas con avena y banana

Fuente: Pexels

Tanto el agua como las vitaminas de las frutas hace que éstas sean recurrentes en desayunos y meriendas. Sumado a la ausencia total de calorías de las bananas y fresas, la avena y sus bondades para el tránsito intestinal suponen una combinación perfecta para adelgazar.

Aparte de su capacidad saciadora, la avena cuenta con elementos como el selenio, que te ayudan a fortalecer tu sistema inmune. En un vaso con leche desnatada, agrega 2 bananas, 140 gramos de fresas, 40 gramos de avena en hojuelas y licúa.

Pan integral con huevo ligeramente cocido y café con leche descremada

Es posible que el huevo sea uno de tus ingredientes favoritos en el desayuno. Esto es un punto a tu favor, ya que es necesario consumir proteínas al desayunar. La única condición para adelgazar y reducir los niveles de colesterol es que en lugar de freír los huevos los cocines.

Yogur natural con semillas de chía y toronja

Las bacterias buenas o probióticos del yogur más el alto contenido de vitamina C de la toronja o pomelo, forman un desayuno ideal para adelgazar. Extremadamente baja en calorías, esta mezcla enriquecida con los antioxidantes de las semillas de chía, te hará sentir fuerte inmunológicamente y también saludable.

Avena con leche descremada y kiwi

El kiwi es una gran fuente de fibra, potasio y vitaminas K y C. La composición de esta fruta reduce la grasa corporal, por ello es excelente para bajar de peso. También, si lo combinas con avena y leche descremada mejora los movimientos intestinales, con lo cual evitas el estreñimiento. Pícalo en trozos medianos y agrégalo a un vaso de leche con avena en hojuelas.  

Comer el desayuno para adelgazar es vital porque tu organismo recibe los nutrientes necesarios para que inicies el día con disposición y energía. Al mismo tiempo, cuando consumes fibra, sea de cereales integrales o frutas, tu metabolismo se acelera y pierdes peso más rápido.

Por último, no olvides que adelgazar es una decisión que precisa ser complementada con otras acciones, como la realización de ejercicios y el consumo de abundante agua.