El mundo sigue peleando contra el coronavirus y sus variantes como “Ómicron sigilosa”. Ahora, un equipo de científicos de Wuhan, lugar donde surgió la pandemia de covid-19, descubrieron un nuevo tipo de Covid-19 que podría ser “más peligrosa” que la actual.

Según el estudio está bajo pre impresión y aun no fue chequeado por sus pares. El nuevo virus se lo conoce como “la variante NeoCoV” es un tipo de coronavirus originario de Sudáfrica. No se trata de una variante del coronavirus resultado de mutaciones, sino una cepa de coronavirus relacionada con el síndrome respiratorio del Medio Oriente o MERS-coronavirus, donde, en el pasado, hubo brotes en varios países de Oriente Medio.

¿Cómo es la variante NeoCov?

Las cuestiones que han alertado a los especialistas son: tiene una alta tasa de mortalidad y trasmisión. Por el momento, no se detectó en humanos y se propaga entre los murciélagos, pero no se descarta de que se pueda dar. Según los investigadores de Wuhan, la respuesta es afirmativa.

Los investigadores de la Universidad de Wuhan y el Instituto de Biofísica de la Academia de Ciencias de China, señalaron que solo se precisa una mutación para que el virus se infiltre en las células humanas. Por otro lado, los especialistas afirmaron que ni los anticuerpos generados por el coronavirus ni la vacunación contra la COVID-19 podrían respaldar al cuerpo humano contra el NeoCov.

"NeoCoV no se puede curar con anticuerpos ni moléculas de proteína producidas por personas con enfermedades respiratorias", indicaron los investigadores.

El nuevo virus podría transmitirse por contacto directo o indirecto. El MERS-CoV se detectó en dromedarios en varios países de Oriente Medio, África y el sur de Asia. En total, 27 países registraron casos desde 2012, lo que generó 858 muertes conocidas debido a la infección y complicaciones relacionadas.

Los principales síntomas del MERS incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La OMS está trabajando en estrecha colaboración con la OIE [Organización Mundial de Sanidad Animal], la FAO, el PNUMA [Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente] y otras organizaciones para monitorear y responder a la amenaza de los virus zoonóticos”, respondió la OMS al comentar sobre sobre NeoCoV.