arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Qué es el Chemsex y cuáles son las consecuencias de esta práctica sexual

Salud Sexualidad

Qué es el Chemsex y cuáles son las consecuencias de esta práctica sexual

Conoce los múltiples efectos del Chemsex en tu salud y mide las complejas consecuencias que puede traer a tu vida si lo pones en práctica

Bolavip

Qué es el Chemsex y cuáles son las consecuencias de esta práctica sexual

Qué es el Chemsex y cuáles son las consecuencias de esta práctica sexual (Foto: Pexels)

Cada vez más el consumo de drogas va penetrando las distintas esferas de la cotidianidad y los encuentros sexuales no escapan de ello. La materialización de esta práctica, que apela a la ingesta de sustancias durante el acto sexual, se conoce como Chemsex.

En lo que sigue daremos a conocer algunos aspectos sobre esta práctica sexual y sus posibles causas. Además abordaremos los efectos y riesgos que trae a la salud mental y física de quienes se involucran en el Chemsex.

Sobre el Chemsex

El término de origen anglosajón Chemsex remite a los vocablos chemical, sustancias químicas o drogas y sex para aludir a sexo. De modo que el Chemsex se refiere a una práctica que consiste en el uso de drogas mientras se mantienen relaciones sexuales.

Suele ser más popular en la población homosexual masculina aunque esto no impide que hombres bisexuales recurran al Chemsex. Lograr mayor excitación durante las relaciones sexuales así como extender la duración de las mismas son algunas de las aspiraciones de quienes lo practican.

Los lugares en los que se lleva a cabo el Chemsex pueden ir desde residencias particulares hasta espacios acondicionados para tal fin. Destacan, por ejemplo, los clubes para homosexuales, fiestas o saunas en los que los encuentros sexuales pueden prolongarse en el tiempo, a veces alcanzando días.

chemsex
Hay muchos sitios donde se puede realizar esta práctica sexual. Fuente: Pexels

Pese a que estos sitios convoquen a un público que comparte intereses comunes en cuanto al sexo, el Chemsex también puede practicarse en solitario. Ya sea por circunstancias sociales o por miedo al rechazo, algunas personas prefieren drogarse y autocomplacerse sin pareja.

En este contexto de Chemsex a solas, aparecen otros recursos como ver material pornográfico, actividad que también puede acompañar aquellos actos sexuales en los que participan varios hombres, que muchas veces han sido contactados por aplicaciones de geolocalización.

El poder estimulante de determinadas sustancias conduce a la desinhibición de la conducta sexual. No en vano son drogas como la metanfetamina, cocaína, mefedrona, MDMA o éxtasis las que suelen emplearse para alterar y profundizar las sensaciones ligadas al sexo.

Causas que intervienen en la práctica del Chemsex

Además del deseo por intensificar y prolongar el apetito sexual mediante el consumo de sustancias psicotrópicas, estudios señalan que muchos hombres homosexuales o bisexuales acuden al Chemsex porque experimentan soledad.

Asimismo, otras investigaciones reportan que personas de la comunidad LGBTQ con el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), participan de esta práctica porque se sienten estigmatizadas y desean experimentar sin límites su sexualidad.

Por otro lado, la baja autoestima, la inseguridad y otros problemas relacionados con la autoaceptación y con la interacción pueden conducir la incurrencia en el Chemsex.

Consecuencias en la salud de quienes practican Chemsex

El hecho de que las drogas ya mencionadas sean consumidas en conjunto para incrementar el éxtasis y hacer que se prolongue la relación sexual resulta, como es de suponer, bastante peligroso. No sólo desde el punto de vista orgánico o fisiológico sino que afecta el comportamiento con los demás.

En este sentido, la alteración de la percepción puede derivar en conductas agresivas cuyas consecuencias pueden ser violaciones o abusos sexuales. Aunque normalmente muchos de los que acuden a esta práctica sexual son conscientes de lo que puede ocurrir, es sólo cuando pasa el efecto de las drogas que reaccionan ante lo ocurrido.

Desde el punto de vista psicológico el uso de las mencionadas sustancias puede acarrear adicción, lo cual se convierte en un problema que afecta el desenvolvimiento social, afectivo y mental. Así, tanto el rendimiento laboral como las relaciones familiares se ven entorpecidas y deterioradas.

chemsex
El consumo excesivo de algunas drogas puede generar adicción. Fuente: Pexels

Se suma a lo anterior el hecho de que dadas las alteraciones surgidas con el consumo de drogas, no se usen métodos de protección en el acto sexual. La consecuencia inminente es la proliferación y adquisición de infecciones de transmisión sexual.  

Asimismo, la ingesta de HGB, gamma hidroxibutirato, en este tipo de rituales tiene la capacidad de actuar como depresor del sistema nervioso y suprimir el sueño durante muchas horas. Cuando el organismo está en vela durante tanto tiempo se originan fatigas y daños considerables.  

Por otro lado y en conjunto con la adicción, la sobredosis es otro de los efectos que desencadena el chemsex. Esta fuerte intoxicación además de generar graves daños puede, en ocasiones, producir la muerte.  

Como ocurre con todo hábito, a las personas que durante mucho tiempo han sido partícipes del Chemsex les resulta difícil abandonarlo. Sobre todo después de haber ingresado a este universo de sexo grupal, marcado por excesos.

El resultado de lo anterior es que sienten que no experimentan el mismo placer fuera del ambiente desenfrenado que envuelve al Chemsex. Por ello les cuesta mantener encuentros sexuales sin el consumo de drogas.

Si bien el Chemsex es cada vez más común, sobre todo en las metrópolis, es preciso conocer y medir las consecuencias que acarrea dicha práctica sexual en el plano de la salud física y mental.

Aunado a las infecciones de transmisión sexual, participar de esta especie de rituales interviene de manera negativa en todos los espacios de vida de quienes se insertan en ellos. Aspectos afectivos, laborales y sociales pueden verse perjudicados.   

Por último, conviene no olvidar que iniciarse en el Chemsex puede significar el punto de partida para sufrir adicción a las drogas, sobredosis y daños emocionales irreparables.   

Temas:

  • Chemsex
  • sexualidad

Lee También

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail