Eliminar la grasa extra de tu cuerpo no tiene por qué convertirse en una tortura y menos si implementas el reconocido método Sakuma para lograrlo. Esta rutina de ejercicios propuesta por un entrenador japonés, ha arrojado efectivos resultados en la pérdida de grasa y en la corrección de la postura.  

Enfocado en movimientos moderados y en la recuperación del equilibrio corporal, este método tonifica los músculos en poco tiempo. Los cinco minutos diarios necesarios que sugiere su creador, hacen de este método una opción bastante atractiva para modelar la silueta que tanto anhelas.  

Filosofía del método Sakuma

El objetivo principal que persigue el método Sakuma para eliminar la grasa sobrante radica en activar y estimular las articulaciones y músculos menos usados en la cotidianidad. Al usarlas poco, estas partes corporales tienden a almacenar grasa.  

De modo que en la medida en que actives tus músculos, éstos se fortalecerán y necesitarán más energía, lo cual equivale a quemar calorías. Sin sobresfuerzo físico, esta metodología te brinda la posibilidad de moldear tu cuerpo y devolverle el equilibrio, mediante la liberación de toxinas.  

Los fundamentos del método Sakuma se apoyan en rutinas cortas y nada agresivas. A su vez, se propone concentrar mucho trabajo en breve tiempo, lo que exige naturalmente que realices con precisión todas las indicaciones que amerita el método.

La precisión que caracteriza a este modelo de entrenamiento se hace notar en la delimitación de las zonas que trabajas cuando haces los ejercicios. Regiones como el abdomen, muslos, torso, espalda y cintura son las que reciben los beneficios de la rutina, dado que en ellas es donde acumulas más grasa.

Los ejercicios de este método no son agresivos ni exigentes. Fuente: Pexels

La no exigencia de intensos esfuerzos ni la necesidad de utilizar implementos o aparatos sofisticados hacen del método Sakuma una opción segura para personas de todas las edades. Bastará que dispongas de una silla y una colchoneta para ejecutar eficazmente los ejercicios.

Además de quemar calorías y tonificar tus músculos, con esta interesante metodología podrás corregir posturas en beneficio de tu columna, puesto que varios de los ejercicios ameritan que mantengas la espalda recta mientras los haces.

Algunos ejercicios del método Sakuma para perder peso

El mecanismo que posibilita la pérdida de peso consta de cuatro momentos. El primero consiste en estirar totalmente los músculos, pues al estar encogidos su tamaño aumenta. Seguidamente se realizan movimientos amplios para que pongan en marcha la musculatura.

Con la tercera se persigue el fortalecimiento de los músculos, acción que le regala flexibilidad a tu cuerpo. Por último, la rutina busca fijar lo realizado apelando a la memoria muscular.

Uno de los ejercicios consiste en que te dispongas boca abajo separando ligeramente el mentón y los pies del suelo. Las manos entrelazadas a la altura de la cervical permitirán que tus codos sobresalgan a los lados mientras que presionas una pierna con la otra durante diez segundos.

Al cabo de este tiempo cruza las piernas justo a nivel de los tobillos y por diez segundos más conserva la posición.

Para tonificar los glúteos dentro de esta rutina, resulta esencial una silla. Una vez delante de ésta adopta una postura erguida, sube una pierna a la silla y flexiona la rodilla hacia el piso. Sujeta cada brazo con la mano opuesta y llévalos a la altura de los hombros.

La otra pierna en la que apoyas el cuerpo debe mantener un ángulo de 90°. Realiza 10 veces el ejercicio y conserva la postura durante 3 segundos. Luego cambia de pierna.

Practicar este método te puede ayudar a mejorar problemas de postura. Fuente: Unsplash

Finalmente, para alinear la columna y estirar los músculos del torso, piernas y brazos, ubícate delante de una pared y extiende los brazos apoyándote en ella. Evalúa que tus piernas coincidan con la abertura de las caderas.

Baja el torso siempre con las manos sostenidas en la pared y mira el suelo durante seis segundos. Repite la postura por diez veces.

Requerimientos alimenticios para acompañar el método Sakuma

Como todo entrenamiento que goce de efectividad y prestigio, el método Sakuma precisa ser complementado con un régimen alimenticio rico en proteínas, según aconseja su creador. Es por ello que a lo largo del día, deberás procurar carne magra, huevos y mariscos.  

El desayuno es una de las comidas a las que mayor atención brindarás si optas por este método para eliminar peso. Además de incorporar proteínas, en esta ración, es fundamental que desayunes antes de que transcurra media hora desde el momento en que te levantaste.  

Lo anterior ocurre porque cuando tu organismo no percibe la ingesta de nutrientes, entra en un estado de alerta por lo que se dispone a almacenar y cuidar lo que posee. Al hacer esto procura no usar la energía, es decir no quema calorías, previendo una situación de alarma.

La ingesta de proteínas recomendada, durante el día, es de 1.5 gramos por cada kilogramo. Esto es, si pesas 56 kilos deberás consumir 84 gramos de proteína de calidad diariamente. Tanto el alcohol como los alimentos procesados o refinados entorpecen la obtención de una silueta libre de grasa.

Es importante complementar con una dieta rica en proteínas. Fuente: Pixabay

La efectividad del método Sakuma para eliminar la grasa, y con ello bajar de peso, ha sido comprobada. El breve tiempo que se dedica a este modelo de entrenamiento así como su búsqueda de equilibrio corporal, lo señalan como un mecanismo ideal para lucir una figura espectacular y tonificada. 

Si bien dentro de su fundamentación está contemplado llevar un régimen alimenticio con suficientes proteínas, la disposición, la precisión y la disciplina al momento de ejecutar las breves rutinas serán tus aliadas para alcanzar los resultados que esperas.