Desde el pasado 16 de julio que el campocorto dominicano Starlin Castro, que juega para Washington Nationals, fue puesto por la Major League Baseball (MLB) bajo licencia administrativa al ser investigado por acusaciones de violencia de género hacia su familia.

Luego de dos semanas de trabajo, las Grandes Ligas cerraron el caso y adoptaron una drástica decisión, la cual fue comunicada por el Comisionado Rob Manfred, que consta de su inmediata suspensión por los próximos 30 partidos y el pago de una multa por un monto no divulgado, al violar la política de violencia doméstica de la entidad.

"Mi oficina ha completado su investigación sobre las alegaciones de que Starlin Castro violó la Política de Violencia Doméstica, Asalto Sexual y Abuso Infantil de Major League Baseball. Al haber revisado toda la evidencia disponible, he concluido que el Sr. Castro violó nuestra Política y que es una disciplina es apropiada", afirmó la máxima autoridad de MLB.

MLB suspende a Starlin Castro por violencia de género
 

Por su parte, el gerente general de la franquicia capitalina, Mike Rizzo, confirmó que cuando se cumpla a finales de agosto el castigo impuesto, el pelotero dominicano será despedido del equipo, cerrando una campaña de temporada y media, con un total de 103 partidos jugados.

"Nos tomamos muy en serio todas las acusaciones de abuso y acoso. Apoyamos plenamente la decisión del comisionado", señalaron los Nationals en un comunicado oficial; y además, por la regla 41 de la MLB, Castro no será elegible para la postemporada 2021.

Por si fuera poco, el pelotero centroamericano deberá participar en un programa de tratamiento y evaluación confidencial y completo supervisado por la Junta de Política Conjunta de las Mayores.