La ciudad de Oakland aprobó una proyecto urbanístico por unos 12 billones de dólares en el que estaría incluido un nuevo estadio para los Oakland Athletics, pero las condiciones del acuerdo no serían del agrado de la novena de la MLB, por lo que la posibilidad de un cambio de ciudad sigue latente.

El presidente de los Athletics, Dave Kaval, mostró su inconformidad tras el anuncio de las votaciones que terminaron 6-1 a favor de un desarrollo urbanístico que además del estadio incluye la construcción de viviendas a precios accesibles, protección para los inquilinos y medidas ambientales, según reveló el San Francisco Chronicle.

"Votar sobre algo de lo que no hemos tenido conocimiento y además no hemos tenido tiempo de digerir es algo muy difícil para nosotros. Es complicado entender cómo ese es el camino a seguir", aseguró el mandamás de la novena de la Grandes Ligas, que espera edificar una nueva sede para suplir el RingCentral Coliseum construido en 1966.

Únicos sobrevivientes en Oakland

Luego de los cambios de ciudad de los Golden State Warriors de la NBA con rumbo a San Francisco y de Las Vegas Raiders de la NFL, los Oakland Athletics son el último equipo profesional que queda en la ciudad y las posibilidades de una mudanza hacia Las Vegas cada vez está más latente.

El actual contrato de arrendamiento del equipo con la ciudad vence en el 2024, pero la novena de Oakland ya recibió la autorización de la Major League Baseball para buscar una nueva ciudad en vista de la falta de acuerdo con las autoridades de la ciudad para la construcción de un nuevo estadio en el Área de la Bahía.