En su regreso a la National Basketball Association (NBA) tras cumplir su partido de suspensión, el astro LeBron James realizó su mejor actuación de la temporada 2021-2022 para darle el triunfo, en tiempo suplementario, a Los Angeles Lakers por 124-116 ante Indiana Pacers.

Sin la presencia de Anthony Davis, ausente por fiebre, el Rey se hizo cargo del equipo en cancha, jugando un total de 43 minutos, y realizando su mejor producción individual, anotando 39 puntos, cinco rebotes y seis asistencias, incluyendo dos acciones fundamentales en el overtime.

Pero fue en el tiempo extra donde, por si fuera poco, LeBron se vio involucrado en un incidente con aficionados de los Pacers, a tal punto que paralizó el partido hasta que fueran sacados del Bankers Life Fieldhouse en Indianapolis, en un hecho que todavía no tiene explicación.

LeBron sacó del estadio a aficionados de Pacers
 

Restaban poco más de dos minutos y medio para terminar el tiempo extra, con ventaja de los laguneros por 117-114, cuando el nacido en Akron tomó del brazo a uno de los árbitros para llevarlo a la primera fila, donde un hombre y una mujer fueron apuntados por molestarlo durante el juego.

Ante la acusación de LeBron, de la que hasta ahora se desconoce qué fue lo que realmente hicieron, los jueces llamaron a personal de seguridad del recinto y sacaron de sus asientos a los fanáticos de los Pacers, quienes previo salir hicieron gestos llamando a James como "un llorón".