Y finalmente ocurrió. Luego de toda la polémica que se generó tras el codazo que le propinó a Isaiah Stewart, en el juego ante Detroit Pistons, en Los Angeles Lakers no pudieron contar en su partido del martes, ante New York Knicks en el Madison Square Garden, con su máxima estrella LeBron James.

Tras cumplir con el partido de suspensión impuesto por la National Basketball Association (NBA) luego del incidente, donde además perdió el pago de $284 mil dólaresen la franquicia de California rompieron el silencio y mostraron su disconformidad con la sanción hacia el Rey.

Tal fue el caso del entrenador de los Lakers, Frank Vogel, que consultado en conferencia de prensa por el castigo hacia LeBron, manifestó que "él quería jugar, es desafortunado. Todos sabemos que LeBron es uno de los muchachos con más clase de la liga y juega al baloncesto de la manera correcta, en todo momento, así que no quiero meterme en ese tema".

Lakers rompe el silencio por castigo a LeBron
 

Otra personalidad de los laguneros que habló del tema fue el ala-pivot Anthony Davis, quien manifestó que "no pensé que lo iban a suspender. No creo que nadie pensara que lo iban a suspender, para ser honesto. Fue un accidente. Accidentalmente lo golpeó en la cara. Pero supongo que salió el informe de que su golpe en la cara provocó un incidente, lo cual es extraño porque no puede controlar cómo va a reaccionar el tipo"

 

Por su parte, el base Russell Westbrook fue consultado por el castigo a LeBron, indicando que "es un poco sorprendente, obviamente, todos hemos visto el video y lo que sucedió. Tomaron su decisión. No es necesario que yo ni nadie más continúe hablando de ello o trate de resolverlo. Tenemos un juego mañana. LeBron volverá entonces".