La fanaticada de Milwaukee está de festejos y lo estará por un largo tiempo. El equipo de la ciudad, los Bucks, se coronaron campeones al ganar las Finales de la NBA ante Phoenix Suns con un Giannis Antetokounmpo a un nivel realmente histórico.

El griego tuvo un gran duelo con 50 puntos, 14 rebotes y 5 tapones. Dominó toda la cancha e impuso miedo en sus rivales. Pero de eso va esta nota. De miedo. ¿Cómo hace Giannis para aplicar ese temor y de dónde sacó su lado agresivo?

Es difícil verlo como alguien aterrador. Claro, en la cancha es una bestia y puede intimidar rivales. Pero es una persona de gran corazón querido por todos, no es que tenga una personalidad oscura. Para ser respetado en ese sentido, el MVP de las Finales tuvo que mirar y aprender de otra estrella.

Giannis Antetokounmpo lo aprendió de mirar a Russell Westbrook

Russell Westbrook y su "mean mug". (Foto: Getty)

Al principio, al ser una persona tan alegre y querida, Giannis quería dejar de ser ese "caballero" y comenzar a ser respetado y temido. Trató de moldear su actitud con la de Westbrook. The Greek Freak amaba a Russell en ese momento. Sobre todos las caras que ponía.

Contra los Pistons, la primera vez que hizo la famosa expresión conocida como "Mean Mug", al final de su temporada de novato, volvió a la defensa con tanta agresión que un compañero le preguntó, "¿Qué es eso? ¿De dónde lo sacaste?". A lo que Giannis se rió y dijo "oh, ¿esta cosa vieja? La saqué de Westbrook". Esta información fue sacada del libro de Mirin Fader llamado ‘Giannis: The Improbable Rise of an NBA MVP’.