Fue en la Semana 6 de la temporada 2021 de National Football League (NFL), cuando en el Soldier Field, el mariscal de campo Aaron Rodgers fue clave para la victoria de Green Bay Packers por 24-14 ante Chicago Bears, en un duelo recordado por haber enfrentado a los aficionados locales y gritarles "toda mi puta vida seré el dueño de ustedes... aún te pertenezco Chicago... soy su dueño"

A menos de dos meses de aquel incidente, este domingo 12 de diciembre, ambos equipos volverán a verse las caras, esta ocasión en Lambeau Field, y con ese recuerdo en la mente, se le consultó al veterano jugador de 37 años si es que teme alguna represalia en su contra.

En conferencia de prensa, Rodgers se apuró en aclarar que su trolleo fue dirigido directamente a los aficionados de Chicago Bears, señalando que ellos "estaban dándome el pájaro", y no fue en contra de sus colegas, aunque afirma que no cambia nada de lo que ya hizo.

El reencuentro de Rodgers con sus "hijos" de Chicago Bears
 

"No sé si se puede cuestionar mucho de lo que dije; muchas veces en situaciones como esta, la charla basura solo va a ser usado si estás persiguiendo a esa persona que estaba hablando basura. Entonces, para hablar basura, debes tener mucha confianza en lo que lograste y en lo que vas a lograr en el futuro", partió señalando el quarterback.

En ese sentido, Rodgers agregó que "en algún momento, lo que dije se usará en mi contra, eso es solo una parte. Pero no me arrepiento de haber dicho lo que dije, y obviamente creo que el récord habla por sí solo. Pero lo entiendo. punto que se utilizará en mi contra. Es lo que es. No me arrepiento de haberlo dicho en absoluto".