Es una fiera a la hora de competir y no le gusta perder. Tom Brady vivió una primera temporada impensada en Tampa Bay Buccaneers porque hasta la semana de descanso había dejado algunas dudas, pero terminó liderando el equipo hasta ganar el Super Bowl LV.

A los 44 años, Brady demostró que sigue vigente en su temporada 22 en la NFL y uno de los grandes interrogantes para la campaña más larga de la historia es cómo será la reacción de Tom cuando pierda un juego debido a dos polémicos antecedentes.

El 8 de octubre de 2020, Chicago Bears dio la sorpresa y venció a los Buccaneers por 20 a 19 puntos. Cuando restaban varios segundos del último cuarto, Nick Foles empezó a buscar a Brady para saludarlo porque la victoria estaba sentenciada, pero Tom decidió irse directo a los vestidores sin ni siquiera haberse terminado el partido.

Foles es un viejo conocido de Brady que ocasionó una de las derrotas más duras en la carrera de TB12. Nick lanzó tres touchdowns y 373 tardas que alcanzaron a Philadelphia Eagles para vencer a New England Patriots por 41 a 33 en el Super Bowl LII.

El segundo quarterback que Tom Brady no saludó con Tampa Bay Buccaneers

A Nick Foles se sumó Jared Goff como el segundo quarterback que Tom Brady no saludó luego de perder con Tampa Bay Buccaneers el 23 de noviembre de 2020 contra Los Angeles Rams por 24 a 27 puntos. ¿Mal perdedor? Tu juzgarás.

Lo más leído: