Las páginas de los libros de historia de la NFL estarán llenas de logros y hechos de Tom Brady. Hoy, el QB de Tampa Bay Buccaneers, volvió a escribir una nueva carilla al convertirse en el primer mariscal de campo de la historia en lanzar 600 touchdowns.

Llegó a esa cifra con un pase de 9 yardas para Mike Evans en el primer cuarto del partido ante Chicago Bears que ganan cómodamente. No se quedó ahí... ¡En el primer tiempo tuvo cuatro anotaciones! Sus Bucs aplastan a otro equipo en ruta a un récord de 6 a 1.

El jugador de 44 años ahora tiene una ventaja muy grande, con 602 TDs contra el segundo que es Drew Brees con 571. Es increíble, pero lleva una campaña magnífica donde promedia 344 yardas por juego con un rating de pasador de 108.0 y 19 pases de anotación.

Mike Evans y el regalo erróneo para un fan

Con el balón 600 que anotó Evans, al no saber del logro, el receptor se lo dio a un fanático como regalo, pero luego, ya en el banquillo, su reacción al enterarse de lo ocurrido no tiene precio.

Posteriormente, como Brady iba a querer quedarse con el ovoide, uno de los oficiales de los Buccaneers tuvo que acercarse al fanático y negociar la devolución del mismo. ¿Qué habrá pedido a cambio? Lo importante es que lo devolvió.

Lo más leído: