Como era de esperarse esta vez no hubo sorpresa. Estados Unidos se sacudió la dolorosa derrota sufrida el domingo ante Francia en el debut de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para imponerse sin sobresaltos a Irán (120-66) para encaminar de nuevo su objetivo de pelear por la medalla de oro en la cita olímpica.

Con un Damian Lillard letal desde la línea de tres con seis aciertos en la primera mitad del partido (7/13 en total), la selección de baloncesto de los Estados Unidos no falló contra los iraníes que en ningún momento pusieron en problemas a la tropa de Gregg Popovich que se lavó la cara luego de la sorpresiva derrota ante los europeos (83-76) en Saitama.

La estrella de los Portland Trail Blazers terminó el encuentro con 21 puntos siendo el más destacado por los Estados Unidos, por el que también brillaron Kevin Durant con 10 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias, mientras que Devin Booker logró 17 unidades, Jayson Tatum aportó 14 puntos y Zach LaVine otros 13.

Por la clasificación ante Republica Checa

La selección de baloncesto de los Estados Unidos buscará su pase a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el sábado ante la República Checa, en un partido en el que los dirigidos por Gregg Popovich no tienen margen de error en su búsqueda por la medalla de oro en suelo nipón.

 

 

Estados Unidos, máximo ganador en la historia del baloncesto en los Juegos Olímpicos con 15 preseas doradas, busca conquistar su cuarta medalla de oro de forma consecutiva en las citas olímpicas a pesar de un comienzo flojo, pero que tras la contundente victoria conseguida este miércoles por la madrugada recuperaron sensaciones.