Estrellas como Stephen Curry, Luka DoncicKevin Durant, por mencianar sólo algunas, aprovecharon la temporada baja de la National Basketball Association para firmar nuevos contratos con sus equipos por unas impresionantes cifras de cara a lo que será la venidera temporada del campeonato.

Pero hay un caso llamativo, que prefirió algo más que el dinero para renovar su contrato con su actual equipo. Ese fue Julius Randle, quien aseguró recientemente que puso en la balanza otros aspectos más allá de lo monetario cuando estampó su firma en una extensión por cuatro años y 117 millones de dólares a principios de agosto con los New York Knicks

Y es que el jugador quien se llevó el premio al Jugador Más Mejorado de la pasada temporada en la NBA decidió dejar pasar una oportunidad de una extensión por 200 millones de dólares al final de la venidera temporada a cambio de un nuevo acuerdo con el equipo de la Gran Manzana, pero ¿Por qué tomó esa decisión?.

Estabilidad por encima del dinero

Julius Randle aseguró en una entrevista con Andrew López de ESPN, la razón que lo llevó a apresurarse y dejar pasar la oportunidad de conseguir más adelante un acuerdo por unos 200 millones de dólares. "El dinero es algo importante, pero para mí se trataba más de poder estar estable en New York", reveló el jugador de 26 años.

"Cuando firmé aquí hace dos años, esa era mi visión, poder conseguir algo a largo plazo y construirlo desde cero. Eso es lo que estamos haciendo. Realmente disfruto viniendo cada día a trabajar, sea para practicar, para viajar, para jugar, para lo que sea. Disfruto mucho y soy feliz siendo un Knick", finalizó.

Lo más leído: