La delegación ecuatoriana para los Juegos Olímpicos será la más grande en la historia del deporte ecuatoriano. Hasta el momento son 48 deportistas clasificados con la reciente noticia de que Anika Deglado y Tomás Peribonio estarán presentes en Tokio. Los abanderos ecuatorianos serán Julio César Castillo y Nesis Dajomes.

+ Un futbolista de la 'Tri' entre "los mejores jugadores del mundo" según la Copa América

+ Mientras recibe críticas, Damián Díaz demostró su compromiso con la 'Tri'

+ Desde la FEF informaron por qué Damián Díaz no puede regresar a Barcelona SC

Uno de los deportistas que más expectativas ha generado en el último tiempo es Álex Quiñónez. El atleta volvió al atletismo luego de que por un tiempo se alejó y su carrera estuvo en peligro. En los últimos años ha mostrado un gran rendimiento y ha mejorado los tiempos respecto al ciclo olímpico de Londres 2012, cuando estuvo en la final de los 200 metros planos donde enfrentó Usain Bolt y consiguió un diploma olímpico.

Quiñónez es uno de los deportistas que tienen altas posibilidades de darle la tercera medalla olímpica al país, pero hoy salió una noticia que puede dejar al atleta sin participar en los Juegos Olímpicos. La Unidad Integral de Atletismo (AIU por sus siglas en inglés) suspendió provisionalmente al ecuatoriano por tener supuestos problemas para localizarlo y realizar pruebas antidopaje, según el comunicado que Quiñónez publicó en sus redes sociales.

La Agencia Mundial Antidopaje hace controles a todos los deportistas sin previo aviso, por lo que es deber de los mismo comunicar dónde van a estar o si van a viajar hacia algún lugar. El atleta ecuatoriano comunicó que hubo un fallo a la hora de actualizar sus datos en la plataforma, y que por esa razón ha ocurrido todo esto. Quiñónez negó de manera rotunda que el fallo de localización hay sido para evitar controles antidopaje, por lo que presentará su defensa ante los organismos deportivos.

Ahora que el expediente fue elevado al Tribunal Disciplinario de la AIU, se deberá esperar para que revisen todos los documentos y después de eso emitan un fallo. Los Juegos Olímpicos comienzan el 23 de julio, por lo que los tiempos están justos, pero el atleta ecuatoriano dijo confiar en que se resuelva a tiempo y que su suspensión sea levantada.