El amor de una madre por sus hijos es incondicional. Si tienen más de uno, siempre encuentran la manera para atenderlos, quererlos y amarlos por igual. Este es el caso de Donna Kelce, una madre orgullosa que tiene dos hijos como profesionales de la National Football League en los NFL Playoffs.

Jason y Travis Kelce. El segundo de ellos, sin duda alguna, el más conocido por la opinión pública. Sin embargo, para Donna son sus dos tesoros y por ello hizo hasta lo imposible por verlos a ambos, en vivo y desde el estadio a pesar de que jugaban el mismo día.

Primera parada: Florida. Philadelphia Eagles y Jason Kelce retaban a los actuales campeones, Tampa Bay Buccaneers, y aunque el resultado no salió nada favorable, Donna estuvo allí apoyando al center de 34 años.

El viaje continuó

Luego de aquella travesía por Florida, tomó un aviónm rápidamente y se fue a Misouri para ver a Travis Kelce y Kansas City Chiefs ante Pittsburgh Steelers. Allí, la tropa de su hijo ganó y avanzó hacia la Ronda Divisional de la Conferencia Americana.