Durante esta semana se llevó a cabo una nueva jornada de Copa Libertadores, en la tercera fecha de la fase de grupos deeste torneo, y los equipos colombianos tuvieron que buscar sedes alternas para disputar sus partidos ya que no hubo garantías para los jugadores debido a la situación de orden público que se da en el país.

Sin embargo, la ecuación fue la misma que se ha dado en las últimas fechas: se está haciendo imposible ganar un partido. Atlético Nacional cayó contra Argentinos Juniors, mientras que América de Cali, Independiente Santa Fe y Junjor de Barranquilla empataron sus respectivos encuentros dando un balance de 3 puntos de 12 posibles para los clubes del país.

Por ahora, el único equipo que pasaría a la siguiente ronda sería Atlético Nacional, que tiene 4 puntos, a 5 del líder de la zona, pero todavía tiene todas las posibilidades de avanzar si gana sus partidos contra Nacional de Uruguay y Universidad Católica de Chile, pero en el resto el panorama es desolador.

Junior de Barranquilla y Santa Fe ocupan el tercer y cuarto lugar del grupo D de la Libertadores, que tiene a River Plate como líder y a Fluminense segundo; y América de Cali está último, con lo cual ni siquiera le alcanzaría para clasificar a la Copa Sudamericana como tercero de grupo, aún siendo el campeón del país.

Y si nos devolvemos a los últimos tres años de la Copa Libertadores, a la hora de enfrentar a equipos argentinos y brasileños el saldo es desolador: contra los gauchos, Colombia ha jugado 12 partidos en los cuales se ganaron dos, se empataron dos y se perdió siete veces; y contra los brasileros han sido 15 partidos con una victoria,  cuatro empates y diez derrotas.