La pandemia de la Covid-19 en el mundo del fútbol ha generado un caos impresionante ya que se han alterado los calendarios, el público sigue siendo ausente (aunque ya se permite en algunos países con aforos limitados) y los problemas logísticos para poder cumplir con las fechas ha sido todo un desafío.

Uno de los torneos que más se ha visto afectado es la Eliminatoria Sudamericana rumbo al Mundial de Catar 2022 ya que la situación sanitaria en los países del continente es alarmante y, además, las restricciones que tienen los jugadores que están en Europa para salir son bastantes por lo que, por ejemplo, la doble jornada pactada para marzo de este año tuvo que ser aplazada.

Ahora la Conmebol está realizando todo tipo de maniobras para poder cumplir con el calendario y tener los clasificados al campeonato del mundo en las fechas estipuladas y para ello se van a jugar la fecha 7 y 8 de la Eliminatoria en junio, justo antes de que arranque la Copa América Colombia-Argentina 2021.

La Selección Colombia en estas dos jornadas señaladas se enfrentará a Perú, de visitante, y con Argentina, en condición de local, los cuales serán los primeros encuentros de la era de Reinaldo Rueda al frente del equipo nacional, quien llegó desde principio de año, pero apenas ha podido hacer un microciclo con jugadores del fútbol local.

Y, este miércoles, se conoció que el partido pactado para el 3 de junio entre Perú y Colombia no se podrá jugar en territorio Inca ya que 72 horas después de esta fecha se realizarán  las elecciones presidenciales en el país, por lo que la Federación Peruana pedirá el traslado de sede. El nuevo estadio sería el Hard Rock de Miami y el partido se realizaría con público en las tribunas.