En marzo del presente año, Aaron Rodgers ha firmado un nuevo contrato con Green Bay Packers, por el cual recibirá un salario de $200 millones de dólares por las próximas cuatro temporadas en la National Football League (NFL), acuerdo firmado por el presidente y CEO, Mark Murphy.

El ejecutivo, con quien tuvo complicaciones el propio mariscal de campo durante la campaña del 2021, y que dirige los destinos de la franquicia desde 2008, ha tomado una importante decisión respecto a su continuidad en la institución a mediano plazo.

En su tradicional sesión mensual de preguntas y respuestas a los fanáticos, en el sitio oficial de los Packers, Murphy confirmó que 13 de julio de 2025, cuando cumpla 70 años de edad, se retirará de la escuadra de NFL, y desde la institución ya están buscando a su sucesor.

La noticia que cambiaría el futuro de Rodgers en Packers
 

"El comité ejecutivo de la organización ha comenzado a hacer planes para el proceso y el cronograma para encontrar a mi sucesor; ha sido un honor y un privilegio servir como presidente de los Packers. ¡Planeo hacer que los últimos tres años sean lo más exitosos posibles, con múltiples campeonatos de Super Bowl!", manifestó el ejecutivo.

Haciendo cálculos, para cuando Murphy se retire definitivamente, Rodgers entrará en el último año de su actual contrato con Packers, ya que para 2024 correrá el nuevo acuerdo firmado en marzo, aunque esta decisión ejecutiva podría cambiar la suerte del quarterback en la NFL.