Se puede decir que en la ciudad de Seattle están respirando. En la búsqueda de volver a un Super Bowl, cualquier franquicia de la NFL necesita tener un mariscal que de seguridades en la ofensiva, aunque los Seahawks tenían dudas sobre esto durante esta última semana.

Pero tranquilos, fanáticos del equipo de Pete Carroll. Parece que Russell Wilson, la figura indiscutida de Seattle Seahawks desde que tomó el lugar de Matt Hasselbeck en la franquicia, se quedará aún más tiempo en el estado occidental de Washington.

Los rumores marcaban que Wilson, quien tiene un contrato donde hay una cláusula que no le permite salir de Seattle, estaba dispuesto a levantarla por tres equipos en particular: New York Giants, Denver Broncos y New Orleans Saints.

¿Por qué se queda Wilson?

El egresado de la Universidad de Wisconsin es probablemente el mejor QB de la historia de la franquicia, y Seattle Seahawks sabe que tiene que cuidarlo como lo que es. Tan es así que tiene uno de los contratos más lucrativos para un jugador en su posición.

"Amo esta ciudad", declaró este miercoles Wilson en conferencia de prensa, y además que agrego que le encantaría jugar con los Seattle Seahawks por veinte años más. "Ese es el plan. ¿Lo lograré? No lo sé, pero rezó por eso todos los días".