Nicolás Burdisso es, hoy en día, uno de los máximos representantes del fútbol argentino en Europa. Con casi 15 años de carrera en Italia entre el Inter, Roma, Genoa y Torino, y con nueve meses, hasta entonces, como director deportivo de la Fiorentina, se transformó en una voz autorizada para brindar su punto de vista en diferentes aspectos.

Como, por ejemplo, el momento del torneo vernáculo que alterna formatos de un año a otro. "Creo que hay que mejorar el campeonato. Me pueden decir 'estás hablando de afuera', sí, pero un campeonato de 28 equipos no puede ser competitivo", lanzó el exdefensor de Boca y de la Selección Argentina, en una entrevista exclusiva que le otorgó a Bolavip en el Estadio Artemio Franchi de Firenze.

 

Asimismo, Nicolás Burdisso, que muestra a la institución viola como el espacio en el que puede plasmar los conocimientos adquiridos, subrayó su preocupación con Argentina, respecto a la preparación de los instructores de juveniles. Por cierto, en esa misma línea, también advirtió que no vislumbra en cantidad transferencias del calibre como la que se concretó entre River y el Manchester City por Julián Álvarez.

"Veo una tendencia diferente lamentablemente. Y no lo digo yo, lo dicen las estadísticas. Creo que hay que hacer un trabajo importante en la calidad del campeonato argentino, en la competencia argentina, creo que ya hemos hecho un avance importante en la infraestructura. Ya casi todos los equipos cuentan con centro de alto rendimiento, no digo a la vanguardia, pero son profesionales, son serios. Y hay que mejorar la formación de los formadores. Esa es la última parte para empezar a tener una situación donde los jugadores lleguen con otra formación a primera y empiecen a tener un impacto en los principales campeonatos, cosa que pasaba cuando los jugadores llegaban formados a primera. Lo digo con conocimientos de causa porque el año que trabajé en Argentina, más el otro año que no trabajé, pero viví en Argentina, recorrí mucho y pude ver estos dos o tres puntos en particular".

No obstante, camino a encontrar la figura que regule y ajuste a esos factores con tantas falencias que, indudablemente, inciden en el rendimiento de los jugadores y, por consiguiente, en el nivel del fútbol albiceleste, asegura que la figura de director deportivo en Argentina es "potable, viable y el futuro", y que, justamente, su paso por Boca en el 2019, fue puntualmente relevante porque le permitió establecerse en esta nueva faceta profesional. "El principal logro que me llevo de aquel año es haber podido entender y realizarme como director deportivo".

Para redondear el tema, apuntó: "En Argentina los clubes son sociales y es una cosa hermosa. Los clubes son de los socios y eso hace que haya dirigencias numerosas donde hay gente que está por amor al lugar, por amor a la camiseta, pero que a veces quiere tomar decisiones y no tiene las capacidades para tomarlas. Por eso, ya hay clubes que están empezando a creer en la figura de una persona con las capacidades para llevar este trabajo en equipo y junto a los dirigentes, junto con el presidente, con el entrenador y con el sector juvenil".

Su valoración sobre el cuerpo técnico de la Selección Argentina

"Si hay algo que destaco de la gente de la Selección, que también es un poco mi filosofía, es la coherencia. Son muy coherentes en todo. Cuando hablamos son por situaciones puntuales, de cómo está uno de los jugadores nuestros, situación puntual de fechas, alguna lesión que pudo haberse dado y lo resolvemos de manera puntual porque, al fin y al cabo, estamos todos en el mismo barco y con más o menos los mismos objetivos. Lo mejor que nos puede pasar es que llamen a un jugador nuestro para la Selección, vaya, juegue bien y vuelva motivado", señaló Nicolás Burdisso que, sobre Scaloni, consideró: "Encontrar esa clase de personas como Lionel, que son coherentes, ayuda muchísimo a la gestión".

La Selección Argentina: ¿es uno de los equipos candidatos a ser campeón del mundo en Qatar 2022?

"Es difícil no considerar a la Selección Argentina como candidata y, a la vez, es difícil considerar a cualquier selección de estas que pueda ser candidata en un torneo de 7 partidos donde hay un montón de dinámicas que se van a dar y que son raras. Por ejemplo, este año vamos a jugar un mundial y todavía no sabemos cuánto tiempo antes le vamos a dar jugadores a la Selección. Cuánto tiempo va a tener la Selección para trabajarlos y saber cómo van a llegar. Eso va a ser que esos 7 partidos se puedan dar de una manera o de otra. Yo creo que la Selección llega en un momento muy positivo, con un cuerpo técnico que conoce muy bien todo lo que puede pasar en la Selección y lo que transmite la Selección. Que se sacó esa gran espina que era no ganar de tantos años y eso te da una libertad y una tranquilidad que hoy el equipo lo demuestra con un componente que es el de tener recambio en muchas posiciones. Recambio válido y potable que es fundamental para ir a jugar un estilo de competencia como es el mundial".

El impulso que la reconciliación con el hincha le puede dar al combinado albiceleste de cara a la Copa Mundial

"Es fundamental. Por más de que el argentino siempre vuelve a creer, siempre se vuelve a entusiasmar y a ilusionar con la Selección, por un hecho histórico de que creemos en nuestro fútbol, esta vez por ganar la Copa América; por el hecho de que esté Lionel Messi, que es el mejor del mundo; por el hecho de que esté un cuerpo técnico coherente, que está haciendo las cosas bien, creo que son puntos que hacen ilusionar a más de uno".

Su relación con Diego Maradona

"Mi relación con Diego fue hermosa. Ahora que lo pienso, haber vivido un mundial con Diego, haber podido compartir momentos increíbles de intimidad, de charlas y haber sentido el cariño de una persona completamente carismática que te hacía sentir único siempre, es un regalo que me llevo. Me quedo con eso, con los momentos que pasé, que pude compartir con una persona que era única e irrepetible".

El amor a la Selección Argentina que Diego Maradona le transmitió a su generación

"Yo soy parte de una generación que le debemos todo a Diego. Y el amor a la Selección fue algo que inculcó Diego. No porque los que estuvieron antes no lo hayan hecho, sino porque dentro de todo lo que pasaron aquellos años en la Selección, él marcó el camino, el de dejar cualquier cosa por ir a la Selección cuando eran pocos los jugadores que estaban en Europa y volvían para estar en la Selección. Sobre todo porque era el mejor del mundo. Y todos nosotros, los que vinimos después, crecimos mirando el fútbol de los 80, de los 90 y empezamos a jugar en los 90, 2000, teníamos la marca registrada de Maradona y la Selección Argentina".

El Diego hincha y el Diego entrenador que le tocó palpar

"Diego siempre estaba presente. Es más, el mundial 2006 que yo lo jugué, Diego vino de hincha y yo ya lo sentía de los años 2000 cuando pasamos ese proceso increíble con Boca que él estaba como hincha. Catalogar al Diego hincha, jugador, entrenador... Diego es Diego. Es único y universal".

La última vez que lo vio a Maradona

"Él quería conocer a Daniele De Rossi en su paso por Argentina y estuvimos cerca de 3 o 4 horas hablando y fue un diálogo maravilloso, esa fue la última vez que lo vi".

Su papel en la llegada de Daniele De Rossi a Boca

"Fui el conector de una posibilidad que se dio concreta, que era la de traer a un jugador de jerarquía internacional en un momento que nosotros necesitábamos un envión anímico importante para afrontar la última etapa del año. Lamentablemente, algunas lesiones y apurar sobre todo... Porque físicamente había llegado bien, pero quererse apurar en la recuperación de algunas lesiones para estar, fueron el límite. Y después tuvo que regresar por una cuestión familiar. Pero más allá de eso, el impacto que generó fue lo más lindo de su paso por el fútbol argentino. Su llegada fue más fácil de lo que parece porque la apertura fue por parte de él que me dio esta oportunidad. Yo le pregunté cuando supe que no iba a seguir en Roma y él la evaluó como una posibilidad concreta y real, y en base a eso fue todo muy fácil".

La sensación que Boca le dejó a Daniele De Rossi

"Quedó completamente alucinado. Es algo que lo marcó para toda su vida. Él lo dijo y lo pude confirmar, hace poco estuve con él. Es imposible no pasar por Boca y no quedar marcado de por vida. Es así".

El impacto de Boca en Europa

"Es conocido en cualquier rincón. Ves camisetas y escudos de Boca en cualquier parte. Tener una conexión con el barrio de La Boca, con Argentina, con Buenos Aires, con Maradona... Y no lo digo porque sea bostero y porque crecí en Boca y viví cinco años en Boca y estuve en la pensión tres años y medio, lo digo porque está a la vista".

El contexto en el que le tocó ejercer como mánager de Boca

"Fue el año que dejé de jugar y porque me estaban llamando. Durante los últimos dos años de mi carrera me estuvieron ofreciendo este trabajo, empecé a prepararme y ver cómo funcionaban las dinámicas en Argentina.Se dio ese año y hoy, con el diario del lunes, es fácil evaluar las cosas. A nivel personal fue muy enriquecedor, inolvidable. Al momento que Boca me llamó quería estar ahí, a la altura de la situación o no sé si a la altura, pero quería estar presente en un año importante para Boca. Yo crecí en Boca, gané todo en Boca y me parecía importante".

El cierre de su proceso como mánager de Boca

"Al momento que termina la experiencia no hay nada más para decir, se mira para adelante. Hoy estoy en Fiorentina y esto es parte de nuestro trabajo. Siempre es así. Somos profesionales de esto y le metemos el corazón. Después del año, cambiaron ciertas circunstancias, no se pudo seguir. Yo siempre fui hincha de Boca, entonces hoy mis declaraciones son de hincha de Boca, no son de exdirector deportivo. Entonces, como quiero a Boca, la mejor forma de hacerlo es siendo coherente y siendo respetuoso con mi año de trabajo y con mi pasado de jugador".

La elección de Gustavo Alfaro y su actualidad con la Selección de Ecuador

"Para mi era la persona indicada para ese momento. Un líder con carisma y con capacidad de gestión como la que tenía Gustavo. Son de esas personas que te marcan y que te ayudan a crecer. Hoy me da mucho placer ver la actualidad de Ecuador porque las capacidades de Gustavo siempre fueron notables y no creo que tenga el plantel de otras selecciones para estar tercero. Hay otras selecciones con más plantel como Chile, Uruguay o Colombia, que tienen mejor plantel y Gustavo está haciendo una Eliminatoria increíble. Tengo una gran relación con él, tengo diálogo constante en base a la relación que forjamos ese año, que fue un año que seguramente nos marcó a los dos. Un año hermoso de convivencia, de trabajo en conjunto". 

La Bombonera

"Es un lugar en el que viví no cosas fuertes... Inolvidables. Desde debutar y ganar la Libertadores a conocer a mi mujer. Estar en la Bombonera es un deseo que te lo hace saber todo el mundo. Te dicen: 'mi sueño es viajar a Argentina, ver un Boca vs. River e ir a la Bombonera'".

La reforma de la Bombonera

"Prefiero no opinar porque es un tema que no tiene sentido lo que yo opine. Es así. Solo puede generar que me pongan de un lado o del otro. No me parece un tema relevante y no creo estar en grado de poder responder".

La mirada que el fútbol europeo tiene sobre Marcelo Gallardo

"Gallardo es un entrenador que está haciendo las cosas muy bien. Hablan en todo el mundo. Ha llevado un proyecto con las ideas muy claras y sus equipos saben a qué juegan. Tiene una gran capacidad de gestión de los chicos, de los jugadores de rendimiento y de los de gran nivel y que ha hecho que en estos años River esté en un nivel en el que no había estado en toda su historia. Es así. Eso es un estímulo para los otros equipos de poder estar a la altura".

Los procesos de Carlos Bianchi en Europa como entrenador

"No pudo dejar su sello, fue una lástima porque es un entrenador reconocido a nivel mundial (Bianchi fue despedido de Roma y de Atlético de Madrid). Lo conocen aquí y en cualquier lado. Muchas veces tienen que ver un montón de situaciones. De tiempos, de lugares, de detalles que hacen que uno no pueda desarrollar una idea o un proyecto".