Colombia es grande gracias a Carlos Ramírez. El colombiano cumple con una gran presentación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, clasificó a las finales del BMX Racing masculino y allí se codeó con los mejores del mundo, ese escenario donde él está, ya que con el bronce consolida su tremendo nivel.

Una medalla de bronce bien trabajada por Carlos Ramírez, siempre estuvo muy tranquilo durante las mangas clasificatorias y en la final, estuvo agresivo desde el primer instante y supo imponer velocidad para ganarse un lugar en la carrera. No se dejó desequilibrar y estuvo a la altura de los rivales.

 

Salió disparado aunque sus rivales fueron muy tácticos, principalmente los tres franceses Sylvain André, Romain Mahieu y Joris Daudet, quien iba por el bronce pero sufrió una desafortunada caída saliendo de la última curva. La delegación de Francia siempre fue combativa en las preliminares pero se fundieron en el final.

Por su parte, el británico Kye Whyte supo hacerle frente al colombiano y rescató la medalla de plata mientras que el holandés Niek Kimmann ganó el oro. Gran trabajo de Carlos Alberto Ramírez, que ratifica que es uno de los mejores del BMX mundial. Así logra una tremenda presentación en Tokio y repite lo hecho en Río 2016.

Se interpone a varias dificultades en una competencia llena de nervios, supo leer las maniobras en una caída que pudo traerle problemas en la última manga y pasó muy de cerca de Daudet, quien iba por el bronce pero una caída le hizo más fácil el bronce al colombiano.