Llega la hora de hacer cuentas en una tercera jornada de la UEFA Champions League que ya es historia. En lo que fue una fecha marcada por el récord de 62 tantos en la Liga de Campeones (registro más alto desde 2001), varios cracks dejaron su huella en encuentros del más alto revuelo. Estas fueron las figuras de un once ideal marcado por los inoxidables Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Arranquemos por quien pese a la goleada de su equipo en Lisboa tuvo trabajo de sobra. Manuel Neuer fue clave para que los Bávaros sean junto a Juventus el único equipo con puntaje perfecto en la Champions. Antes de que Bayern Múnich pasase como un rodillo por encima del Benfica, el alemán hizo atajadas de todos los colores que valen puntos para Nagelsmann y compañía.

 

Ya en defensa, los laterales de Manchester City Joao Cancelo y Kyle Walker se convirtieron no solo en la primera salida del equipo de Pep Guardiola, sino incluso en goleadores de la noche de Brujas para ayudar a los suyos a vencer por 5-1 a los belgas. El tanto de Gerard Piqué al Dinamo y el espectacular doblete del uruguayo Sebastián Coates en Estambul terminan de conformar una defensa marcada por los gritos sagrados.

Arturo Vidal se comió la cancha ante Sheriff. El chileno fue el arquitecto del equipo de Inzaghi en una victoria por 3-1 que no entiende sin sus quites y manejo de los tiempos, hacía tiempo que el Rey necesitaba un partido así en Italia. Del otro lado y si bien estuvo en la mayoría del tiempo como lateral, la polifuncionalidad de Lisandro Martínez nos permite colocarle en el medio. Haaland va a soñar con el ex Defensa y Justicia por varias semanas.

Ya en ataque, el doblete de Antoine Griezmann, Lionel Messi y el segundo tiempo de Cristiano Ronaldo ante Atalanta nos dan a quienes irán detrás de un Noah Okafor que tiene a su Salzburgo como líder de un grupo con Sevilla, Lille y Wolfburgo. La tercera jornada de la Liga de Campeones ya es historia.