Si bien tiene un papel secundario porque el dueño del pase es Olympique de Marsella, el Elche está pendiente del posible traspaso de Darío Benedetto a Boca. La situación del delantero le dejaría un problema al equipo español porque perdería a un delantero importante, pero al parecer también hay otras prioridades.

Trascendió que el club en el que Christian Bragarnik, representante del "Pipa", es accionista mayoritario, tiene intenciones de sumar a otro exjugador de Boca en un sector distinto de la cancha. De ser así, se sumaría también a Iván Marcone, volante central que llegó al equipo europeo en 2020.

 

 

Se trata de Lucas Olaza, lateral izquierdo que pasó por el conjunto azul y oro en 2018. Si bien solo estuvo un semestre y disputó 11 partidos oficiales, llegó a jugar como titular en cuartos de final, semifinales y final de la Copa Libertadores de ese año.

Tras su salida, el uruguayo se fue al Celta de Vigo y luego acordó su pase al Valladolid. Ahora está la posibilidad de que llegue a su tercer equipo español. ¿Será compañero de Benedetto o uno llegará y el otro se irá? En Boca esperan que esta última opción sea la que se concrete.