Un 28 de junio de 2017 se disputó uno de los partidos más recordados de la generación dorada. Si bien la Selección Chilena bicampeona de América no se pudo quedar con la Copa Confederaciones 2017 que se jugó en Rusia, logró llegar a la final luego de dejar fuera a Portugal, vigente campeón de la Eurocopa (2016) liderado por Cristiano Ronaldo. 

La Roja igualó 0-0 en los 120 minutos en el Arena Kazan, por lo que el encuentro se definió en penales. Ahí pasó lo impensado, ya que Chile se impuso por 3-0 en la definición desde los 12 pasos con tres atajadas de Claudio Bravo y goles de Arturo Vidal, Charles Aránguiz y Alexis Sánchez

En diálogo con Mauricio Isla a través de Instagram Live, el capitán de la Selección Chilena recordó la jornada cuando le comenzaron a hablar de sus buenos momentos: "¿La atajada para mi? De esos días que uno dice como mágico, fue cuando fuimos a penales con Portugal ¿Te acuerdas en la Confederaciones?", le dijo al lateral.

El capitán no se quedó ahí y reveló lo que se conversaba en esa instancia: "Yo lo único que repetía era 'no fallen y vamos a ganar".

 

Isla mencionó que en los penales, Cristiano Ronaldo se quedó sin patear por elegir ser el quinto ejecutante de su selección: "Se agrandó el Cris. Yo estaba ahí cuando se agrandó y quería patear de los últimos para llevarse la fama". expresó el ex Udinese. En esa misma línea habló el golero: "Se agrandó, quería patear de los últimos".

"Fue un día especial, que cuando uno siente (como arquero) que puedes jugar todo el día y no va a entrar la pelota. Ese día sentía eso y en los penales que no es fácil", complementó el capi.