Chile se juega todo en la próxima fecha eliminatoria cuando reciba a Argentina, supuestamente en la altura del estadio Zorros del Desierto de Calama.

El propio presidente de la ANFP, Pablo Milad, confirmó que las solicitudes están hechas y sólo falta el visto bueno de la FIFA para que el partido se juegue en la cancha de Cobreloa.

¿Qué dicen al otro lado de la cordillera? El vicepresidente de la Asociación de Fútbol Argentino, Guillermo Raed, conversó con La Tercera donde dejó en claro varias cosas, una de ellas, que no tienen idea formalmente de la idea chilena.

"Nosotros no tenemos ninguna información oficial sobre la petición de Chile de jugar en Calama. Cada nación o federación tiene la potestad de definir los escenarios en los que jugará sus duelos eliminatorios. En ese sentido, habrá que esperar qué se defina", aseguró el directivo.

Raed en todo caso, se muestra contrario a la idea, afirmando que la altura va a afectar a ambos equipos por igual.

"Chile tiene tantos futbolistas de jerarquía como Argentina, los mismos que están más acostumbrados a jugar en el llano antes que la altura. Obviamente jugar en altura perjudica el desempeño de ciertos equipos, a diferencia de hacerlo a nivel del mar. No creo que Chile necesite la altura para sacar ventaja. Vimos el partido contra Argentina acá en Santiago del Estero, fue un compromiso muy parejo", detalló.

Para el final, el dirigente de AFA, deja en claro que de todos modos ellos acatarán lo que diga la FIFA.  "Acá la que decide es la FIFA, a través de la Conmebol. La eliminatoria es una competencia que organiza la FIFA, pero la Conmebol la representa como supervisor y tiene su cargo la aprobación de los escenarios en los que se juega. Pero los requisitos los establece la FIFA. Si está en el reglamento, Argentina tendrá que jugar en la sede que Chile determine", cerró.