El Mundial ya toca la puerta y la Selección Argentina ya tiene su boleto para sumarse a la cita en Qatar. Lo que aún no hay confirmado es quienes serán los representantes nacionales en la Copa del Mundo en la que el Seleccionado argentino es un firme contendiente al título. 

 

Sin embargo, sí puede ir esbozándose una lista preliminar de la Scaloneta en base a los infaltables en cada lista de Lionel Scaloni, y Nicolás González es uno de ellos. El oriundo de Escobar se ganó su lugar en base a sus grandes rendimientos en el Sttutgart alemán y la mantención del mismo en la Fiorentina, equipo al cual llegó tras ganar la Copa América en el Maracaná.

Cuando fue citado por Scaloni por primera vez, en la fecha FIFA de noviembre del 2020 donde la Selección jugó ante Paraguay y Perú, tanto el entrenador como el jugador fueron cuestionados por el público general, ya que para quienes no ven fútbol europeo Nico González era una desconocido porque no pasó por la Primera División del fútbol argentino debido a que luego de romperla en el Argentinos Juniors de Gabriel Heinze en la B Nacional, emigró directamente a Alemania. En ese contexto, el extremo rápidamente calló esos cuestionamientos con dos goles en esa gira, uno en cada uno de ellos.

Desde allí, se lo valoró como un integrante más de la Scaloneta, y si bien no tiene vínculo con ningún otro equipo del fútbol argentino que no sea el Bicho de La Paternal, hace escasos meses confesó que es hincha de River mediante una pregunta que le hicieron en una entrevista con La Nación vinculada con una posible llegada a Boca.

Y en una entrevista exclusiva con Bolavip desde Italia, Nico volvió a ser sometido a la misma pregunta, la que no esquivó y respondió sin pelos en la lengua.

Burdisso -actual mánager de la Fiorentina- lo quiso llevar a Boca cuando él era el mánager del club de la Ribera y esto lo confesó el propio delantero, pero se negó rotundamente y explicó el motivo con mucha simpatía: "Lo de Boca no podría haber pasado porque mi familia es toda de River y yo también, obvio que lo vivo diferencia que ellos por jugar al fútbol, pero si yo fuera a Boca, mi familia no me dejaría entrar a mi casa, je. Las cosas como son".

 
 

Así, el extremo del conjunto italiano e integrante de la Scaloneta dejó claro que en el Xeneize no pueden ilusionarse con tenerlo en sus filas por su fanatismo con River, por más que haya estado cerca en aquella ocasión mediante la propuesta de Nicolás Burdisso.