Emiliano Amor quería hacer un gol en Colo Colo. El defensor tuvo chances, pero no había logrado convertir. La mala racha se rompió en la semifinal ida de Copa Chile, ya que anotó el 4-0 definitivo de los albos sobre la Unión Española. Lo que no sabíamos era la promesa del zaguero que consistia en no cortarse el cabello hasta convertir un gol. 

El ritual no duró mucho para el defensor, ya que lo había propuesto sólo hace dos semanas. En conversación con el programa Pelota Parada de TNT Sports se muestra aliviado y bromea con la situación: "Es verdad, menos mal que lo hice rápido, porque si no terminaba como el Peluca Falcón"

Amor asegura que no escapará a lo comprometido: "Tengo que cumplir la promesa y luego prometer otra cosa". 

El defensor además revela cómo nace esta idea: "El tema es que yo siempre fui de hacer goles, últimamente se me estaba dando la opción y no estaba encontrando el arco. Entonces un día hablando con mi mujer dije ‘voy a cortarme el pelo para ver si puedo meter un un gol, hasta que no haga el gol no me corto el pelo’". 

Ahora Emi Love deberá seguir enfocado en su primera tarea defender, pero también con la opción de aportar al juego ofensivo del equipo de Gustavo Quinteros. Eso sí, el ex Vélez confesó que la barba no se transa.