Juan Cristóbal Guarello analiza la victoria 2-1 de Colo Colo ante la Universidad Católica en el Estadio Monumental. El periodista parte opinando sobre los primeros 45 minutos del compromiso donde las cosas eran favorables para el equipo de Cristian Paulucci que se fue 1-0 arriba al descanso. 

"Uno se queda con la impresión del primer tiempo donde Católica se estaba saliendo con la suya. Vimos una gran actuación de Marcelino Nuñez, una defensa bien plantada, un ataque de Colo Colo que le costaba. (Marcos) Bolados no acertaba ser profundo, (Pablo) Solari demasiado individualista, incluso el mismo (Gustavo) Quinteros reconociendo que no hubo precisión en algunos jugadores, en especial en los que más fútbol crean que son (Leonardo) Gil y (Gabriel) Costa", dice el periodista en Radio ADN. 

El profesional destaca la labor del lateral izquierdo del Cacique: "Luego Colo Colo supo reaccionar y ganarlo. Católica tal vez se conformó muy rápido con el 1-0, tal vez se quedó demasiado en la idea de jugar de contra y cuando le empataron no tuvo muchos argumentos futbolísticos. Los cambios no funcionaron para nada, la entrada de (Fabián) Orellana le generó una sola jugada, no entró nada de bien (Juan) Leiva, no sé si tocó una pelota y (Diego) Buonanotte no se la pudo con un hombre que ejerce una labor oscura en Colo Colo, el caso de (Gabriel) Suazo que no está nunca en las figuras, entre los destacados, pero hoy hizo un partidazo, fue quien metió el centro que generó el primer gol. En general se proyectó bien en ataque y cerró bien por su costado"

Guarello también elogia a Joan Cruz, quien reemplazó a Gabriel Costa a los 88' y empezó su análisis del gol del triunfo para el equipo de Quinteros: "Tiene demasiadas condiciones, todo para ser desequilíbrate. Mira el detalle del gol del triunfo, es un momento que más o menos definido el partido, incluso una jugada antes cuando Cruz trató de jugar rápido, Gil le dijo ‘no, cuidado, lento, que el empate es bueno’. En la jugada siguiente Cruz agarra una pelota en la mitad de la cancha, se desengancha de la marca, se saca dos hombres, mete un pase gol entre los zagueros y me parece que es la jugada que toda su vida soñó (Javier) Parraguez, que toda su vida buscó, la tuvo ahora y definió muy bien ante la salida de (Sebastián) Pérez".

 

"Entra Cruz por Costa, un hombre que puede ser puntero, pero cuando juega de volante tiene mucha generación de fútbol, porque tiene un talento impresionante no solamente en la habilidad, sino en el panorama de juego, se saca a esos dos hombres y deja solo a Parraguez", complementa.

La determinación alba hace la diferencia

Juan Cristóbal Guarello critica el planteamiento de la UC: "Lo estuvo ganando, controlando, pero no fue ambiciosa y profunda para cerrarlo. Tras el 1-0 ¿En qué momento tuvo el 2-0? Nunca estuvo cerca, incluso después del penal que le ataja bien Pérez a (Iván) Morales, ni siquiera con ese golpe anímico que significaría zafar de un penal creció lo suficiente para ganar de contra, no generó una sola ocasión de gol. Hay una pelota nada más que (Fernando) Zampedri logra robar y que llega Opazo para el cierre, pero no estuvo en posición de remate, no recuerdo una atajada de (Brayan) Cortés en la segunda etapa, con el marcador 1-0 a favor, ni siquiera con el marcador 1-1, no se arrimó Católica". 

"Pese a todos los hombres que tiene, pese a la entrada de Buonanotte, a la entrada de (Fabián) Orellana, no logró acercarse al arco de Cortés. En aspecto, creo después del gol de (Diego) Valencia, sobre todo (Maximiliano) Falcón se preocuparon mucho de que cuando se iba armar un pelotazo en profundidad, no los pillaran mal parados y que le ganaran las espaldas, de ahí ocurrió. Al final Colo Colo tuvo el elemento del desequilibrio, si terminaba 1-1 el comentario no era distinto, el partido había sido parejo, levemente más Colo Colo, había tenido más iniciativa, control del balón, pero también perdió más pelotas, cometió más errores, pero tuvo más iniciativa. A Católica le faltó ambición o por último lucidez, con el marcador a favor no buscó el 2-0 y con el marcador empatado hizo cambios, pero no redundaron en posibilidades de gol". añade.

Además cree que algunos jugadores quizás no debían salir: "¿Estaba tan cansado Marcelino Nuñez? Tenía tarjeta amarilla por ahí eso habrá condicionado ¿Fue buena la idea de la entrada de Aued por Gutiérrez? Aued con muy poco fútbol, con una fracción de velocidad de ida y vuelta perdida importante que no tiene luego de la lesión ¿Tanto condiciona la tarjeta amarilla como para privarte de tu mejor jugador (Núñez)? Leiva que nunca entró en el partido, (Edson) Puch había hecho buena labor, quizás estaba cansado, también tenía tarjeta. La entrada de Orellana no le significo absolutamente nada".

El comunicador menciona la diferencia que -a su criterio- hubo: "Si uno analiza todos los elementos que son muchos, lo termina ganando casi a la antigua, de impulso, fuerza y convicción. Al final la convicción de Colo Colo fue más contundente que la de Universidad Católica en el momento que había que definir. La lectura de Quinteros correcta, Morales no había sido el peor delantero, lo saca porque necesita un pivot en el área, que gane por arriba y lo encontró en (Javier) Parraguez. Si ustedes analizan el gol, es de un centro llovido, donde salta Parraguez, (Emiliano), finalmente Amor obliga a (Alfonso) Parot a rechazar la pelota, un minuto antes hubo una jugada similar, otro centro, donde los centrales habían rechazado de manera apurada, torpe, generando un sofocón en el área. Simplificó el juego levantando la pelota, terminó saliéndose con la suya logrando el empate y ese jugador que no tiene gran velocidad que es de área, llegó para definir en un pase en profundidad".

Parragol siempre termina jugando 

Guarello para cerrar su análisis se refiere al tanto de Javier Parraguez: "Para mí  esa jugada, ese gol en el minuto 94, es la jugada que buscó en toda su carrera, él había hecho goles importantes sobre todo el año pasado goles para salvar la categoría, pero ese gol me parece que lo buscó toda su carrera, eso es lo lindo que tiene el fútbol, que de repente te regala algo, un momento para atesorar que te inmortaliza. Es motivo de muchas bromas por su torpeza, porque técnicamente no es un jugador fino, no tiene gran velocidad, pero la entrega que tiene y el no haber arrugado en los momentos más difíciles del descenso, le dieron un espacio. Siempre le están trayendo otro '9', ahora llegó (Christian) Santos, que se yo, pero al final siempre termina jugando Parraguez, y en esta ocasión no solo termina jugando, también definiendo el partido", concluye.