Acaba de perder San Lorenzo. La frase que se repite casi a diario cuando el Ciclón es protagonista de un partido. Los de Boedo no dan pie con bola hace tiempo y el contexto actual es desolador.

Sin chances ya en la Copa de la Liga al estar entre los últimos puestos de su zona con 7 puntos sobre 27 posibles en las 9 fechas transcurridas, sin competir internacionalmente siendo el único de los cinco grandes en no hacerlo y ahora, eliminado también de la Copa Argentina en primera ronda ante un equipo notablemente inferior como Racing de Córdoba.

El conjunto que es militante del Federal A -tercera división del fútbol argentino- le empató el partido a San Lorenzo 1 a 1 en el inicio del segundo tiempo tras el gol inicial de Ezequiel Cerutti en la primera parte.

Con esta paridad, el conjunto azulgrana fue a los penales ante Racing de Córdoba y sorpresivamente el equipo de la tercera categoría del fútbol argentino le ganó por 4 a 2 en los tiros desde los doce pasos.

Tras esta derrota, se establece la pregunta de si San Lorenzo tocó fondo, algo que parecería ya que el contexto no puede ser peor. O de hecho sí, ya que instantes después de la eliminación en la Copa Argentina, Pedro Troglio presentó su renuncia y se bajó del barco mientras se hunde y no hay nadie que le dé un remo a quienes conducen el club. "Me pidieron que siga, pero decidí dar un paso al costado para descomprimir", dijo el ahora ex entrenador del Ciclón al confirmar su salida.

Acaba de perder San Lorenzo, pero el contexto lo hace perder hace tiempo. Caída libre.