Luego de la partida de Santiago Escobar, la regencia de Universidad de Chile se vio obligada a algo que no quería por ningún motivo: nombrar un entrenador interino. Simplemente se cansaron de "quemar" entrenadores de las divisiones inferiores y buscaban no repetir lo ocurrido el año pasado con Esteban Valencia y Cristián Romero.

Optaron por el DT de la sub 17 Sebastián Miranda, estratega que lleva un poco más de un año en las series menores de la U y donde pese a no ser del riñon azul, se ha ganado el respeto de sus pares por su forma de trabajo y excelente relación que mantiene con los otros directores técnicos que tienen a cargo sus respectivas series.

El entrenador debutó con un triunfo ante Deportes La Serena, donde el equipo azul mostró una cara muy diferente a lo que venía haciendo en los últimos encuentros, de hecho sumó de a tres luego de un mes, algo que grafica en parte la crisis futbolística que experimentaba la U.

La mágica noche del sábado pasado en Santa Laura donde los goles de Cristián Palacios y Ronnie Fernández hicieron vibrar a los 15.000 hinchas azules presentes empujando -además- literalmente a saltar de alegría a Miranda, no lo desviaron de su objetivo.

Si en la primera semana de trabajo intentó generar confianzas para trabajar sicológicamente a cada uno de sus dirigidos y de esta forma recuperarlos, luego de ganar su primer partido su mensaje fue muy claro: estoy de pasada y quiero sumar la mayor cantidad de puntos para sacar a la U del fondo.

Sebastián Miranda dejó en claro que es interino y no continuará como DT del primer equipo de Universidad de Chile (Agencia Uno)

"No me pidan, por favor"

Sebastián Miranda se dirigió al plantel y les pidió formalmente que nadie lo pida, así como se lee, que no se tienten frente a un micrófono, que no salgan a solicitar su continuidad y no porque no se sienta capaz de asumir ese desafío, si no porque entiende que si los jugadores salen a exigir que se quede como entrenador titular, esto podría generar divisiones apenas ponga un pie en el Centro Deportivo Azul el nuevo Director Técnico.

Idea que ha reforzado en la interna el gerente deportivo Manuel Mayo, que ha trabajado codo a codo con el interino desde que llegó al club generando la idea de que esto es tan importante como pasajero, "todo en beneficio de la U", aseguran desde La Cisterna.

 

La petición de Miranda tuvo rápida respuesta en el equipo y eso se pudo apreciar en la conferencia de prensa que dio Marcelo Morales a mitad de semana donde declaró: "A nosotros como jugadores no nos corresponde decir si debe seguir o no, nosotros debemos estar enfocados cada día en los entrenamientos de dar lo mejor".

Pese a esta solicitud, es válido pensar qué pasará si el interino sigue ganando y haciendo ver bien a un equipo que venía a los tumbos, los hinchas se lo preguntan y es lógico ilusionarse con un César Vaccia II, pero en la U están firmes e incluso creen que la semana que viene quedará definido el nuevo entrenador.