Marcelo Díaz es uno de los jugadores que estuvo en ese bicampeonato de América junto a La Roja en los años 2015 y 2016, finales que ambas se ganaron a Argentina vía lanzamientos penales. La primera en nuestro pais y la segunda en Estados Unidos, donde además fue expulsado por doble amarilla y en que la segunda amonestación fue por una dudosa falta a Lionel Messi.

En entrevista con el sitio de apuestas Estelarbet, el ex jugador de Universidad de Chile habló sobre lo que significó obtener esos títulos continentales y también ante el astro del PSG. Además, de destacar que los chilenos deberíamos atesorar de mejor manera los logros que se alcanzan tanto a nivel de selección como también a nivel de clubes. 

En cuanto al último punto, el volante hizo una particular acotación a lo que fue el título de Colo Colo en la Copa Libertadores de 1991, donde el Cacique alcanzó la gloria continental ante Olimpia de Paraguay y que también era el campeón vigente del certamen. Incluso, el cuadro albo derrotó a uno de los favoritos en las semifinales como era Boca Juniors

"Hay que valorar, porque nosotros los chilenos somos raros. Me gustaría que valoremos más lo que conseguimos: yo siendo hincha de la U, para mí no hay nada más lindo que acordarme de Jaime Pizarro, Lucho Pérez y Morón que ganaron la Copa Libertadores. Que han sido los únicos que la han ganado en Chile y todos saben lo difícil que es ganarla", explicó.

También toco el punto de sus bromas hacia sus amigos trasandinos sobre esas dos finales ganadas ante la albiceleste. "A mis amigos argentinos los molesto con eso, les digo ‘Messi puede haber ganado cualquier cosa, puede tener dinero, pero yo le gané dos Copas Américas’. Esas son historias y anécdotas que te quedan. Hoy en día no dimensionas las cosas que hemos logrado y hecho como jugador. Tal vez el día de mañana cuando nos retiremos", agregó.

"Recién le vamos a agarrar la onda a lo que sucedido y ahí hay una comparativa: los argentinos que hoy en día defienden a la selección y lo que fue haber ganado la Copa América, no sé si es tanto la efervescencia por Messi o por qué, pero para ellos ha sido lo máximo", añadió.

En cambio en Chile es: ‘oh, se ganaron dos Copas Américas y tenemos que ganar otra más y estamos obligados a ganar un mundial'. Y no, hay que valorar lo que se ha conseguido porque es muy difícil conseguir logros a nivel club y sobre todo a nivel selección.

Antiguamente los viejos que fueron al mundial del ’62. Hoy recién cuando se van muriendo, lo empiezan a valorar, a querer y le empiezan hacer homenajes. Y no, eso no tiene por qué ser así, por eso digo la palabra valorar”, cerró.