Universidad de Chile está pasando por un momento complejo en el Campeonato Nacional. Los azules no han podido sumar de a tres tras caer contra Colo Colo en el Superclásico y desde ahí encadenaron tres derrotas y un empate, sumando cuatro partidos sin saber de victorias. Ahora, existe otro motivo del que también deben preocuparse y ese es un nuevo estadio para jugar sus últimos partidos como local.

Ocurre que los estudiantiles durante la temporada juegan sus partidos como dueños de casa en el Estadio El Teniente de Rancagua, ya que el Nacional está siendo remodelado por las autoridades para los Juegos Panamericanos Santiago 2023 y que obligó a los laicos a buscar un recinto para disputar sus cotejos en el presente torneo. Sin embargo, por reglamento del campeonato, los dirigidos por Esteban Valencia deben recibir a O'Higgins y no pueden jugar en la cancha de aquella ciudad.

Por ende, según lo informado por ADN Deportes, delegados de la U se desplazaron hasta Viña del Mar para ver el estado del campo del Estadio Sausalito y en que el equipo azul cayó el pasado fin de semana ante Everton por la cuenta mínima. Ahora, solo le quedan cinco partidos en condición de local y son contra: Audax Italiano, Palestino, Curicó Unido, O’Higgins y Unión La Calera.

Los últimos cotejos, están pensados jugarse en la ciudad 'jardín' y así cerrar la temporada como anfitrión.