Tigres UANL es el gran campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf. Los Felinos logran una conquista histórica por primera vez en la historia del club, tras vencer a Los Ángeles FC en la final de la Concachampions disputada en el Orlando City Stadium de Florida, Estados Unidos.

Los dirigidos por el Tuca Ferretti se impusieron 2-1 ante LAFC con un tanto de Hugo Ayala de cabeza y un golazo de André-Pierre Gignac, quien se convirtió en el héroe de la noche, además de consagrarse como el líder de goleo y el MVP del campeonato. Para el conjunto de la MLS había marcado el gol inicial Diego Rossi.

Tras el pitazo final, los jugadores y cuerpo técnico Felino estallaron de felicidad por el logro conseguido, algo que se le había negado en tres oportunidades ante Pachuca, América y Monterrey. Se pudo ver reflejada la emoción en varios futbolistas, como el caso de Nahuel Guzmán.

Lógicamente, la locura por la hazaña en tierras estadounidenses también se trasladó a la ceremonia de premiación, en donde el capitán Guido Pizarro se hizo cargo de levantar el trofeo de campeón junto a la plantilla campeona.

Y no pudo evitar cometer un blooper: al momento de alzar la copa, al Conde se le escapó el elemento y se le cayó para atrás, algo que corrigió inmediatamente para seguir festejando junto a sus compañeros.