Si bien le costó mucho trabajo obtener victorias en el Apertura 2021, Santos Laguna finalizó la fase regular como el mejor de la reclasificación a la Liguilla con 24 puntos, cuatro menos que Tigres UANL, que había quedado cuarto. Tan solo recibió tres derrotas en dicho certamen, mientras que sumó con cinco triunfos y nueve empates, un número muy lejano a la realidad que vive actualmente.

Cierto es que es muy pronto para juzgar con apenas seis fechas disputadas en el Torneo Clausura 2022, aunque vale recordar que con igual número de partidos en el inicio de la temporada, los Guerreros estaban invictos. En cambio, tan solo acumula dos unidades en esta edición, mientras que el resto son puras caídas, con marcadores que no son para nada ajustados.

La única alegría del equipo de Pedro Caixinha fue en el debut de la Concachampions ante Montréal, cuando venció por la mínima diferencia con un agónico gol de Alberto Ocejo a los 88’ en el Corona. Sin embargo, el conjunto lagunero no pudo aprovechar el envión anímico en la Liga MX y ahora deberá volver a empezar en la vuelta ante los canadienses.

De todos modos, la situación es levemente peor que hace una semana. Hasta este viernes, los de Torreón eran acompañados por Querétaro como los únicos clubes que no habían logrado una victoria en el Clausura 2022. Pero los Gallos Blancos dejaron eso atrás al vencer a Mazatlán en la sexta fecha, lo que tiene como resultado que el cuadro verdiblanco sea el peor por el momento del certamen.

A pesar de todo, esto no debería ser una preocupación para el entrenador, ya que parece que tendrá su silla asegurada durante toda la temporada. La dirigencia no quiere tirar la toalla tan rápido luego de la inversión que se hizo para traerlo y por eso se afirma que no importa cuántas decepciones acumule porque confían en sus capacidades. No obstante, lo cierto es que la afición no tardará en oponerse al DT con esta racha negativa, por lo que serán cruciales los cruces con Montréal del martes y con Cruz Azul del domingo que viene.