El Manchester City tiene una nueva estrella, o al menos una de sus figuras tiene una estrella dentro de su propia casa. Hablamos del pequeño Ronnie Foden, el hijo de Phil Foden, una de las joyas del club. Y es que el niño de cuatro años acaba de transformarse en la cara de una de las marcas más prestigiosas de todo el Reino Unido.

Ronnie Foden, quien tiene una cuenta de Instagram con 3,8 millones de seguidores, en una cuenta que se hizo viral durante los festejos de la conquista de la Champions League por parte del Manchester City.

Ronnie Foden es la flamante figura de ‘Propel Talent Group’, una empresa de modelaje sumamente reconocida en el Inglaterra y la isla británica. Según su propio motus, ‘gestionan las carreras de los talentos más buscados del Reino Unido’.

Esta agencia paga alrededor de 10 mil libras esterlinas por cada millón de seguidores a sus modelos, por cada posteo promocionado en redes sociales. De esta forma, el pequeño Ronnie de cuatro años podría comenzar a amasar su propia fortuna.

Ronnie Foden, el hijo de Phil, una estrella entre los fans del Manchester City

Los fanáticos del Manchester City adoran a Ronnie, el hijo de Phil Foden, y lo apodaron ‘The Dude’ luego de verlo jugar con la cámara en las celebraciones de los Citizens de la conquista de la primera Champions League de su historia.

Desde entonces no ha parado de publicar posteos en Instagram que tienen millones de interacciones. Seguramente con su madre, Rebecca Cooke, y el propio Phil Foden como los encargados de manejar la cuenta.

Con sus 3,8 millones de seguidores, Ronnie no está lejos de los números de la cuenta de su padre, que con 23 años es una de las figuras y referentes del Manchester City. Phil cuenta con casi 10 millones de seguidores en su propia cuenta y es una de las caras de la marca Nike en su país.

En Inglaterra no es una novedad el hecho de que los hijos de los futbolistas se transformen en modelos o figuras de relevancia pública. Sin ir más lejos, los hijos de leyendas como Wayne Rooney o David Beckham también se han convertido en modelos y caras de marcas como Puma.