La catástrofe deportiva de Cruz Azul en el Guard1anes 2020 de la Liga MX no quedó dentro del terreno de juego del Estadio Olímpico Universitario. A horas de la eliminación ante Pumas UNAM, César Huerta sorprendió a todos al realizar una polémica acusación: "Hay varios jugadores que recibieron llamadas tentativas antes del partido de vuelta contra Pumas. Se presentarán pruebas. Se viene un gran escándalo".

A los que los futbolistas de La Máquina respondieron inmediatamente con un contundente comunicado: "La corrupción y amaño de partidos es un tema delicado en nuestro país, incluso la FIFA lo tiene regulado como una de las faltas más graves. No se puede hacer este tipo de declaraciones sin fundamento".

¿Qué sucedió verdaderamente? ¿Por qué en Futbol Picante de ESPN se dio esa versión? En la columna de San Cadilla de este martes se explicó lo que sería el origen del rumor de esos contactos telefónicos de los que tanto se habló en los medios de comunicación antes de la gran final del campeonato mexicano.

"Nomás no vayan a decir que yo les dije, pero después de la eliminación ante Pumas hubo cabilderos que decían hablar a nombre de la nueva directiva, quienes les estuvieron hablando a reconocidos periodistas para contarles lo que en verdad había pasado. ¿En realidad tenían la representatividad para hablar por los nuevos mandamases de La Máquina? Lo dudo mucho", expresó esta fuente de Grupo Reforma.

"Según ellos, el propio Billy Álvarez les habría hablado a los jugadores de sus mayores confianzas para que se dejaran perder y no lo hicieron quedar mal a él siendo campeones en el primer torneo en el que ya no está. Yo no estoy diciendo que eso en realidad ocurrió, sino que eso fue lo que les comentaron a diversos líderes de opinión que sí recibieron esas llamadas", cerró San Cadilla en su columna.