Después de haber estado una semestre prestado en Pachuca, Rubens Sambueza reportó con León para entrenarse al parejo del equipo que comanda Ignacio Ambriz. Sin embargo, y teniendo en cuenta su avanzada edad para la actividad futbolística y sus altas pretensiones en cuanto a lo salarial, se dijo que la directiva del cuadro de Guanajuato estaba interesada en buscarle un acomodo para quitarse un problema.

 

A raíz de eso, el entorno del jugador argentino analizó el abanico de posibilidades para continuar su carrera como profesional. ¿América? A Miguel Herrera le encanta, pero las dos razones que lo alejan de La Fiera también le complican su llegada al Nido. ¿Mazatlán? Se rumoreó durante unas semanas, pero el mismo Paco Palencia lo descartó recientemente. ¿Toluca? Gusta, pero se suma a la postura de las Águilas.

En medio de tanta incertidumbre, y de no saber qué ocurrirá a partir del Apertura 2020 de la Liga MX, el centrocampista rompió el silencio, explicó por qué no formó parte del amistoso de su actual equipo ante Mineros y confirmó cuál es su situación actual con respecto a la continuidad de su actividad.

"Estuve hablando y la idea de León es que siga. En lo deportivo es un gran club, donde me fue muy bien y donde el año que viene se juega la Concachampions. Entiendo también la situación y que las ofertas que me han hecho, en lo económico, no me convence. Estamos buscando opciones y por eso no he jugado hoy", aseguró Rubens en diálogo con el programa de radio de su país Ataque Futbolero.

 

 

Teniendo en cuenta esta situación, Sambu volvió a lanzar un guiño hacia Coapa, más ahora que se liberó un cupo de extranjero con la salida de Renato Ibarra: "Me gustaría retirarme en América, pero uno entiende las situaciones. Es complicado. La otra parte también tiene que estar convencida de quererme de vuelta y la verdad es que no se ha hablado nada más".

 

 

"En Toluca también tuve un gran paso y no sería descabellado. Si llega una oferta, analizarla y volver a los Diablos Rojos", cerró el centrocampista argentino, ilusionándose también con tener una revancha en la institución mexiquense.