El estreno tan esperado. Sin el Chapa Retegui como mano derecha, Carlos Tevez inició su ciclo como director técnico en la derrota por la mínima de Rosario Central ante Gimnasia y Esgrima de La Plata. Considerando las primeras 4 fechas de la Liga Profesional, que no estuvo presente el Apache, ¿qué cambio se visualizó en el equipo desde la lupa estadística?

Más allá de los ingresos de Báez, Tanlongo e Infantino respecto al último encuentro, El Canalla mantuvo ciertas debilidades e intentó mostrar alguna renovación en ciertos aspectos. ¿Fue el mismo conjunto que en las primeras fechas o ya se detectó la mano del cuerpo técnico en su primer compromiso? Lo analiamos a partir de los registros.

A partir de variables colectivas e individuales, intentaremos visualizar si realmente fue otro equipo en esta jornada. Para ello, pondremos en comparación la tenencia de la pelota, los remates, las infracciones y los jugadores que más intervinieron en el partido. Hay datos que coinciden y otros que sí rompieron el molde.

La tenencia

En cuánto al tiempo que tuvo la pelota Rosario Central, sí se vio otra intención. Por primera vez, el conjunto rosarino traspasó el 60% de posesión y superó ampliamente al Lobo en ese aspecto. En las fechas previas había tenido un regitro balanceado: en la mitad fue superado y en la otra la tuvo más, aunque nunca con tanta frecuencia como hoy.

¿Llegó más al arco rival?

La respuesta es negativa. Al igual que en la segunda fecha ante Huracán, registró el índice más bajo (8) de remates y el peor teniendo en cuenta los encuentros en su propio estadio. Asimismo, solo una vez acertó a los tres palos y tampoco fue efectivo. En este sentido, nada cambió y hasta le fue peor que en los antecedentes en este torneo.

Un equipo más agresivo

Aquí sí se visualizó un cambio. Rosario Central fue más confrontativo que antes y hasta mostró a sus jugadores con más choque respecto a los otros partidos. Por cierto, ¡acumuló 16 infracciones!, superando el registro líder que era ante Godoy Cruz con 12 faltas cometidas. Con otra actitud, no fue suficiente.

Nuevo encargado de llevar la pelota

La modificación más considerable. En línea con la tenencia ejemplificada previamente, Tevez optó por un equipo más presente con la pelota y con un protagonista principal. Previamente, teniendo en cuenta el paso de Somoza y Rivarola, quiénes lideraban los toques de pelota fueron Blanco, Damián Martínez y Marcelo Benítez. Hoy, quién fue el encargado fue el experimentado Cristian Báez, quién jugó su primer partido en el torneo y tocó más pelotas que cualquier otro referente en las fechas anteriores: 104 intervenciones en total y con Montoya (88) en el segundo lugar. Es decir, se detectó un menor protagonismo de los laterales.

Los pocos días de trabajo y la ausencia de refuerzos solicitados preveían un debut poco feliz para Carlitos. Ahora tendrá más tiempo para intentar invertir las debilidades y fortalecer los máximos valores que ha mostrado Rosario Central en la Liga Profesional. ¿Podrá imponer su estilo con el plantel que posee a disposición?