Colo Colo hará lo que esté a su alcance para evitar la suspensión del clásico ante la Universidad Católica en el Estadio Monumental, luego de lo sucedido al mediodía en el Arengazo con el colpaso de una estructura metálica en el sector Cordillera, que deja en jaque la realización del partido del 2 de octubre a las 15 horas en Macul. 

Blanco y Negro, luego de varias horas, emitió un comunicado respecto a lo que pasará con el sector afectado del Monumental, ya que la Jefa de Estadio Seguro, Pamela Venegas, informó que no se podrá ocupar el sector con problemas, a pesar de la venta completa de boletos en el recinto deportivo. 

Mediante un escrito, Colo Colo indicó que "luego de la evaluación de especialistas, se ha determinado retirar por completo la estructura de publicidad dañada para evitar que este tipo de situaciones se repitan en el partido del próximo domingo frente a Universidad Católica". 

Además, desde Macul, fueron claros en entregar detalles de su plan de seguridad reafirmando que "como es de público conocimiento, nuestra institución viene desarrollando un plan estratégico en materias de seguridad y para concientizar a la comunidad sobre el adecuado comportamiento en nuestro estadio. Ratificamos que nuestra prioridad es la seguridad de los hinchas y el compromiso para que el Monumental sea un espacio para todos los colocolinos y colocolinas, y no un lugar para unos pocos, que no respetan el fútbol". 

El Monumental quedó afectado en su infraestructura luego del Arengazo (Agencia Uno)

Desde Colo Colo aseguran que redoblarán esfuerzos para seguir adelante con la realización del partido y que van a realizar "las mejoras que sean necesarias a fin de garantizar la seguridad de nuestros hinchas que asisten al Monumental, como ha sido nuestro interés siempre". 

Ahora, habrá que esperar lo que indiquen desde la Delegación Presidencial liderada por Constanza Martínez. La autoridad tiene la última palabra.