Huachipato se jugará prácticamente la vida el próximo domingo en el Estadio San Carlos de Apoquindo, cuando tenga que visitar a Universidad Católica que lucha palmo a palmo con Colo Colo el título de campeón del Campeonato Nacional 2021.

El conjunto acerero lo pasó muy mal durante largos pasajes del torneo y lo pago caro, estando ahora en puesto de descenso directo para acompañar a Santiago Wanderers en la Primera B el próximo año.

Cuando todo parecía perdido y el descenso era casi un hecho concreto, llegó Mario Salas para darle un nuevo aire al equipo. Con la llegada del ‘comandante’, Huachipato ha enfilado tres victorias consecutivas y la salvación parece estar al alcance, pese a que el domingo tengan que enfrentar, de visita, a uno de los cuadros más complicados del fútbol chileno.

Claudio Sepúlveda, uno de los capitanes que tienen los acereros, habló con Deportes en Agricultura y reconoció la dificultad que representa la UC: “Obviamente no vamos a desconocer el potencial que tiene Universidad Católica en cuanto a su gran plantel, pero se le puede hacer daño y vamos con esa mentalidad”, dijo de entrada.

Sepúlveda reveló que la llegada de Mario Salas hizo ‘click’ en el equipo: “El equipo está en alza y estamos con confianza en lograr el objetivo. Por lo general, cuando llega un técnico nuevo se descomprime el ambiente, vino bien la llegada de Mario y el equipo lo ha aprovechado mucho”.

Bajo esa misma línea y para cerrar su argumento, aseguró que en la UC “Conocen a Mario de hace tiempo, no transa mucho su forma de juego, vamos a salir a proponer y esperamos un partido de ida y vuelta”, enfatizó.