Sebastián Jurado viajó hacia Guadalajara para disputar el Preolímpico, sabiendo que Luis Malagón era el portero titular. Como le sucede en Cruz Azul, el guardameta debía esperar la oportunidad y, cuando le llegó, se lució. Jurado ingresó en el duelo ante Estados Unidos por la lesión de su par de Necaxa y terminó siendo la figura en la final ante Honduras

Jurado, de 23 años, le toca ser suplente de Jesús Corona en La Máquina y solamente tiene cuatro partidos disputados con el equipo, siendo dos por Liga MX y los dos restantes por Concachampions. Sebastián reconoció que le cuesta no tener más minutos en Cruz Azul, algo que podría hacerlo buscar nuevos destinos en el futuro. 

 

“En Cruz Azul es muy complicado alcanzar una regularidad deseada como la que uno quisiera. Yo estaba acostumbrado a jugar más seguido, pero estoy convencido que el trabajo va siempre a llegar la recompensa a través del trabajo”, explicó en diálogo con TUDN. Claro, en Veracruz tuvo muchos más minutos que en su actual equipo.

Sebastián Jurado quiere jugar más en Cruz Azul 

Sebastián Jurado cree que Jesús Corona está en un buen nivel, aunque intenta meterle presión en cada entrenamiento por si llega la oportunidad: “Hoy Chuy (Corona) está muy bien, en un gran momento y yo estoy para eso, para competirle y estar al 100 por ciento para el día que se requiera, para la oportunidad”.  

Sebastián Jurado no creía que iba a ingresar en el Preolímpico 

“Nunca me había tocado entrar de cambio, te toma desprevenido. Pensé que Ángel (Malagón) estaba calmando las aguas, pero cuando me dicen de la lesión fueron 5 minutos muy complicados porque no calenté”, reveló en diálogo con TUDN, quien luego mostró una gran fortaleza mental para lograr imponerse.